Los trabajadores de Jardines de Burgos inician protestas y dan un plazo de una semana para readmitir a los dos despedidos

Los trabajadores de Jardines de Burgos inician protestas y dan un plazo de una semana para readmitir a los dos despedidos

El Comité de Empresa al completo y la mayoría de la plantilla acordaron ayer empezar esta semana con las movilizaciones | Si en unos siete o diez días no revierte la situación, se votará ir a la huelga

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

El Comité de Empresa de Jardines de Burgos al completo y la mayoría de la plantilla se reunió ayer a última hora de la tarde para acordar iniciar esta semana protestas y movilizaciones que presionen a la empresa para revertir la situación actual, en la que se ha despedido a dos trabajadores, «incumpliendo el pliego de contratación», según apunta Jorge Duque, presidente del Comité de Empresa.

Mañana mismo se pedirán los permisos para poder realizar movilizaciones por la mañana y por la tarde en algún punto de la ciudad de Burgos, que todavía está por definir, al igual que las horas. Lo que se acordó ayer en la reunión es que por la mañana participarán los miembros del Comité de Empresa y por la tarde se sumarán a las protestas los trabajadores que lo deseen.

Estas protestas no se alargarán indefinidamente en el tiempo. En el encuentro de ayer se acordó que seguirán entre una semana y una semana y media con las movilizaciones. Si la unión temporal de empresas (Parque Norte y Valoriza), creada para la concesión del servicio municipal de mantenimiento y conservación de los jardines de Burgos, no cambia su postura y no readmite a los dos trabajadores despedidos, el Comité de Empresa y la plantilla se volverán a reunir para votar si ir a la huelga.

En el encuentro de ayer ya había partidarios de comenzar con los paros esta misma semana pero Duque reconoce que quieren dar los pasos «adecuados. Esta semana empezamos las movilizaciones, si en una semana o semana y media no nos hacen caso, iremos a la huelga».

Las reivindicaciones están claras, que se reincorporen los dos trabajadores despedidos por Parque Norte y Valoriza. Además, se exige que no se ejecute el tercer despido que se ha anunciado. Duque apunta que la UTE tiene que tener una lista de subrogación de empleados, «al igual que la tenemos y conocemos nosotros, ellos también», añade. «Esta lista de subrogación de empleados estaba en el pliego de concesión. No es una lista con nombres y apellidos pero sí con número de trabajadores, categorías y antigüedad», explica Duque. El presidente del Comité de Empresa señala que al estar esta lista en el pliego de concesión, incumplirla supondría también infringir el pliego.

Los trabajadores despedidos, dos mujeres, fueron subrogados hace un mes, como el resto de la plantilla, que asciende a unos 110 empleados. Sin embargo, la UTE alega ahora «supuestas duplicidades de sus puestos de trabajo, algo absolutamente falso», afirman los representantes sindicales.

Desde el Comité de Empresa se señala que la carga de trabajo no ha disminuido, «no damos abasto, no se poda lo que se tiene que podar». Desde el Comité de Empresa se ha responsabilizado de lo que está ocurriendo al Ayuntamiento de Burgos y, en especial, al concejal de Hacienda, Salvador de Foronda. El edil aseguró que el cambio de concesionaria no iba a suponer ningún despido ni perjuicio alguno para los trabajadores, y que el Ayuntamiento estaría vigilante para evitarlos.

Impagos

Igualmente, el sindicato CGT ha acudido hoy al Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) porque los trabajadores siguen esperando a que Arranz Acinas y Grupo Raga, los anteriores concesionarios, paguen los finiquitos. El acto de conciliación será el 18 de junio pero Duque reconoce que «no creemos que las empresas se presenten», por lo que el siguiente paso es la denuncia. «Denunciaremos, por supuesto, aunque eso retrase más el procedimiento», añade.

Más información