Bañeres sobre el pucherazo: «Nos ha hecho pasar vergüenza, disgusto y desilusión. Te deja tocado»

Gloria Bañeres, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Burgos. /GIT
Gloria Bañeres, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Burgos. / GIT

La portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Burgos carga contra el o los culpables del pucherazo en favor de Silvia Clemente: «Nos han hecho pasar vergüenza, disgusto y desilusión»

ISMAEL DEL ÁLAMO y PATRICIA CARROBurgos

Ha sido un visto y no visto. Gloria Bañeres anunciaba el sábado que dejaba Ciudadanos, tras las elecciones de mayo, pero su intención de desafiliarse no le duró ni 48 horas. El pucherazo de Silvia Clemente llegó como un giro inesperado de acontecimientos y, tras proclamar a Francisco Igea como vencedor de las primarias, Bañeres se queda en Ciudadanos. La portavoz en el Ayuntamiento de Burgos dice que ahora hay esperanza; afirma que lo ocurrido la ha dejado tocada y pide que se depuren responsabilidades para que el partido recupere credibilidad. Sobre su futuro político, poco avanza; Cs no le ha planteado que sea candidata a la Alcaldía, aunque sabe que está en las listas enviadas a Valladolid. Pero la decisión no es fácil, reconoce, y se debe tomar en clave política, pero sobre todo personal, el mayor de los costes de dedicarse a este mundo de farándula.

-Enhorabuena por una de las dimisiones más cortas de la historia...

Nunca me plantee dimitir del cargo. Lo que iba a hacer inmediatamente era desafiliarme. Yo no comulgaba ya con los principios del partido si esos principios eran los que representaba Silvia Clemente. Era una cuestión de desafiliación, más radical incluso. Para lo que quedaba, y por respeto, concluía el mandato porque los que me votaron creo que defendían los mismos principios que yo defiendo, y ya en mayo me daba de baja. Ahora, con lo que ha sucedido, al menos tenemos un halo de esperanza.

«Yo iba a desafiliarme, que es más radical. Ahora hay un halo de esperanza»

-¿Cree que Clemente era la peor candidata que podía elegir el partido que se autodefine como regenerador?

Para mí era muy mala candidata. El hecho de que aceptaran su candidatura ya no me pareció una buena estrategia. No la entendí. No entendía qué podía aportar Clemente a Ciudadanos. En el partido estamos abiertos a sumar talento, pero yo creía que Clemente nos iba a restar, en lugar de a sumar, por lo que ella representaba. Como Francisco Igea dio un paso adelante, para mí quien mejor podía representar la candidatura de Castilla y León en Ciudadanos, me sumé. Fue muy generoso por su parte, pues renunció a todo para ponerse al frente de una candidatura que fuese alternativa a Clemente.

-¿Se esperaban los resultados iniciales, la victoria de Silvia Clemente?

Hasta el sábado, la euforia iba en aumento. Veíamos cómo la gente se había volcado con la candidatura de Igea. Y pensé, vamos a ganar. Sin embargo, el sábado nos dieron los resultados y vimos que habíamos perdido, por poco, pero habíamos perdido. Era David contra Goliat. Ella contaba con apoyos orgánicos e Igea, con los de los afiliados. Nos llevamos disgusto porque no eran unas primarias al uso. Nos jugábamos mucho, los principios del partido y su credibilidad.

«Era muy mala candidata. En las primarias nos jugábamos los principios del partido y su credibilidad»

-¿Cómo recibió el aviso de David Hernando sobre el posible pucherazo?

Estaba en Valladolid, acompañando a Francisco Igea. David me llamó porque había detectado un error en el acta, que luego no ha sido un error, pero que podía haber sido un error de transcripción de los datos pues ese mismo día el partido tenía varios procesos de primarias abiertos. Me dijo que los votos contabilizados en el acta y la suma de votos de los candidatos no coincidían, que salían 81 más. No le dimos mayor importancia, pero David no se quedó contento. Al azar, revisó 15 votos de Clemente y más de la mitad se habían emitido de madrugada. A la media hora, me mandó treinta comprobantes de voto, todos entre las 2 y las 4 de la madrugada. Y en el último periodo, de 9 a 10, también había otra inyección de votos. Y ahí ya se lo comunicamos a Igea. El hombre se quedó desencajado y pidió prudencia. Un grupo de tres chicos de Burgos y dos de Valladolid cribaron todos los votos y detectaron las irregularidades, el primer bloque de votos a favor de Clemente de madrugada, todos seguidos, con menos de un minuto de diferencia. Y luego se repetía a última hora de la mañana. Y esto dio un vuelco el resultado.

-¿Alguna sospecha sobre quién estaría detrás de lo ocurrido?

Se ha rumoreado que los votos anulados procedían de una única IP, y que podría ser de Burgos. No sé. Me remito al partido, pero que aclare la situación cuanto antes. Mejor es que haya ganado Igea; sus votos no están puestos en entredicho, pero tenía que haber sido el sábado. Qué desafortunada la persona que decidió que Clemente podía concurrir, pero los afiliados han puesto las cosas en su sitio. Me parece gravísimo y espero que sobre los responsables caiga todo el peso de la ley, que se depuren responsabilidades y con transparencia. Mientras no se resuelva, no vamos a tener credibilidad. Remontar esto nos va a costar. Te deja tocado. Nos han hecho pasar vergüenza, disgusto y desilusión.

«Qué desafortunada la persona que decidiese que Clemente podía concurrir, los afiliados han puesto las cosas en su sitio»

-Con el resultado del análisis de los votos emitidos y las actas, ¿temió que el partido encontrara una justificación para mantener a Clemente en lo más alto de lista, habida cuenta de que era la candidata del aparato?

No sé si me dio tiempo a pesar. Primero, cerciorarnos. Y luego examinar los datos y presentar una reclamación en la Comisión de Garantías. No creo que fuera a haber dudado de que reconocieran lo que pasaba. No es lo mismo que quieras introducir a una candidata -eso no es un delito-, que esconder lo que había ocurrido. El partido no podía arriesgarse, pues lo sabíamos 50 personas. Desde el momento que Albert Rivera dijo que los dos eran buenos candidatos y que tenía que ser una decisión de los afiliados, pensé que se había dado cuenta de que en Castilla y León no nos había gustado la candidatura de Clemente.

-La expopular ha pedido a Igea que integre a miembros de las candidaturas perdedoras en el proceso de Primarias, ¿qué opinión le merece esto?

A mi esta mujer no me deja de sorprender. En su papel, que es una advenediza, que viene de otro partido, del que ha salido como ha salido, si veo que la mayoría de los afiliados no me quieren (porque me conocen, precisamente), yo me retiro y dejo paso a Igea. Que quiera aferrarase y que nos diga que tenemos que hacer... Cuando está muy reñido el resultado, se intenta que todos participemos y que no se genere una brecha en el partido. Pero esa nos es la situación. Para mí ella no tiene cabida.

«Nos ha hecho pasar vergüenza, disgusto y desilusión. Te deja tocado»

-La victoria de Igea le ha hecho volver a creer en la formación. ¿Ha renovado sus ilusiones por la política tras cuatro años complicados?

Me ha hecho mantener mi esperanza. Pero hay un capítulo que no está cerrado, y que tendrán que cerrar. Me satisface muchísimo que el candidato sea Igea, ojalá gane las elecciones a la Junta, pero esto tiene que cerrarse porque si no no ganaremos nada. Desde el partido nadie me ha hecho ningún planteamiento así que no tengo que tomar ninguna decisión. Se nos pidió a la junta directiva de Cs Burgos un listado de candidatos a encabezar la lista por Burgos, pues aquí no hay primarias. Y el comité de candidatos está preparando las lisas. Por las fechas en las que estamos, en cualquier momento tiene que haber una lista e interpreto que no querrán que participe, porque si me hubieran venido a hacer un planteamiento me hubiera visto en la obligación de pensar.

-Usted está entre las posibles candidatas de Ciudadanos a la Alcaldía de Burgos y aunque no crea en que la vayan a colocar en la cabeza de lista, ¿aceptaría la responsabilidad de poder llegar a ser alcaldesa?

No es lo mismo ir de primera, que de segunda o de tercera. Estos años han sido muy duros personal, profesional y económicamente. Es desgastante y tendría que pensármelo. Por un lado está la cuestión personal y por otro la política. Tengo una profesional liberal, soy abogada, llevo cuatro años maltrabajando en mi despacho. Si me desvinculo de mi profesión, dentro de cuatro años me encuentro una puerta. Es una decisión muy difícil. Y ahí entra también la cuestión política. Te puedes dedicar en exclusiva a la política, aunque a mí eso no me soluciona el problema profesional. Y no es lo mismo estar gobernando que en la oposición, cogobernar que gobernar en solitario, y en el Ayuntamiento va a haber una sopa de letras. El problema es que ni el partido ni nadie me puede garantizar qué va a pasar, así que es una decisión a ojos ciegos.

«Para mí, Clemente no tenie cabida en Cs»

-Así que la decisión de Gloria Bañeres está entre decidir política o profesión

Sí. Ser alcaldesa, aunque da vértigo, sería un orgullo. Pero también es una gran responsabilidad, pues son tiempos difíciles. Esto no es el PP de los quince concejales.

-Y sobre su equipo, ha convivido cuatro años con Jesús Ortego y Vicente Marañón, ¿qué ha sido lo mejor que han aportado a la formación ambos concejales?

-Han aportado mucho, porque son unas personas muy inteligentes y cada uno tiene una visión diferente. Yo soy más de bucear en expedientes y ellos tienen una visión más política y de estrategia. Son dos personas muy válidas, pero ninguno de los tres sabíamos a que íbamos a enfrentarnos. De haberlo sabido, tal vez habían sido conscientes de que no se puede compatibilizar, viviendo uno en Palencia y el otro en Madrid. Han dado lo que han podido, pero no ha sido suficiente. Y eso repercutía en mí. Ha sido muy duro.

«Ortego y Marañón han dado lo que han podido pero no ha sido suficiente, y eso repercutía en mí. Ha sido muy duro»

-¿Hay un buen fondo de armario en Ciudadanos Burgos o cree que la lista para las elecciones del 26M debe de partir de los actuales tres concejales?

Tenemos gente, y sobre todo jóvenes, que vienen muy preparados. Tenemos perfiles de todo tipo, pero no tenemos experiencia en política. Por eso quieren apoyarse en alguno de los que ya estamos, que conocemos la casa por dentro y podemos poner una linterna. Empezar de nuevo todos es empezar con desventaja.

Más información