Burgos cuenta con un millar de apartamentos turísticos ofertados en varios portales de alojamiento

El Arzobispado ha transformado la antigua sede de la Escolanía de Puericantores en un edificio de alojamiento turístico. /Ricardo Ordóñez / ICAL
El Arzobispado ha transformado la antigua sede de la Escolanía de Puericantores en un edificio de alojamiento turístico. / Ricardo Ordóñez / ICAL

La tarifa promedio de alojamiento por noche en los apartamentos turísticos de la provincia de Aribnb oscila entre los 65 y los 78 euros

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

El número de apartamentos turísticos burgaleses que se ofertan en los principales portales vinculados al alojamiento turístico colaborativo, como es la conocida plataforma Airbnb, asciende a casi un millar, concretamente a 984. Una cifra que ha crecido rápidamente desde 2016, según Airdna, un portal que ofrece información sobre el rendimiento de unos diez millones de alquileres vacaciones de Airbnb y HomeAway.

Airbnb y HomeAway son los principales portales vinculados al turismo colaborativo y en estos es donde más alojamientos burgaleses se pueden encontrar. Según datos del portal DataHippo, en Airbnb hay más de 664 propuestas en toda la provincia de Burgos. Las que se pueden encontrar en HomeAway ascienden a 298. En Houset hay ocho y en Onlyap, 14. Hay que tener en cuenta, que algunos de estos alojamientos pueden aparecer en varios de estos portales.

DataHippo es un proyecto colaborativo para ofrecer datos de diferentes plataformas de alquiler turístico, como Airbnb o HomeAway. Según este portal, Burgos es la quina provincia de Castilla y León con más apartamentos ofertados en Airbnb, por detrás de Salamanca, León, Ávila y Segovia.

Lo más común en este nuevo formato de alquiler vacacional es que el propietario alquiel la casa entera, el 67% opta por esta modalidad según Airdna. El 33% restante opta por ofertar una habitación privada dentro de una vivienda con zonas comunes. Incluso, en Airbnb se pueden encontrar 13 alojamientos para aquellos que buscan habitación compartida. En estos casos, lo más común es que se trate de un albergue con habitaciones compartidas por varias personas.

La oferta es amplia y en Burgos se pueden encontrar apartamentos con jacuzzi, piscina, gimnasio o aparcamiento gratuito. Igualmente, se pueden alquilar alojamientos en la capital o en municipios de la provincia. Lo que se critica desde el sector de la hostelería es que más del 80% de estos apartamentos turísticos operan en B y arrebatan clientela a los alojamientos que actúan bajo la legalidad.

Según Airdna el precio medio de los alojamientos burgaleses se encuentra entre los 65 y los 78 euros por noche, aunque en Aribnb se encuentran ofertas más baratas como una «habitación en casa rural acogedora» por 53 euros. Según este mismo portal, la tasa de ocupación más alta se da en el mes de agosto y la más baja en el de enero. En agosto se pueden llegar a ingresar, de media, 1.282 euros al mes al alquilar de este modo un apartamento, mientras que en enero los ingresos descienden a 523 euros de media al mes.

En Burgos recientemente se abrió un edificio completo para el alquiler de habitaciones en la antigua sede de la Escolanía de Puericantores que gestiona el Arzobispado de Burgos. Incluso algunos hoteleros o propietarios de casas rurales y apartamentos turísticos legales optan por anunciar sus alojamientos en esta plataforma. Aunque los precios no son siempre igual de competitivos porque los empresarios de la hostelería, al declarar estos ingresos, tienen que ofertar un precio más alto.

Las reivindicaciones de estos profesionales del sector se centran en que se realice una inspección de calidad por la administración para que todos 'jueguen' bajo las mismas reglas. Igualmente, estos profesionales señalan que muchos de estos alojamientos no cumplen con las exigencias mínimas de calidad como la accesibilidad, unas ciertas dimensiones o que las personas que se encargan de la limpieza y mantenimiento estén dadas de alta en la Seguridad Social.

Más información