La cigüeña del Monasterio de San Juan se muda

Imagen del traslado/BC
Imagen del traslado / BC

Las obras en la espadaña obligan a reubicar el nido de la cigüeña, que ha quedado instalado en la cubierta de la iglesia

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Las obras de la segunda fase de remodelación del Monasterio de San Juan no han obligado solo a trasladar las pinturas del Museo Marceliano Santamaría. La cigüeña de la espadaña también ha tenido que mudarse, trasladando su nido a la cubierta de la iglesia, aunque no lo ha hecho por propia voluntad.

El Ayuntamiento de Burgos ha dirigido esta mañana los trabajos de desplazamiento del nido, en una intervención un tanto atípica en la que han participado miembros del Servicio Territorial de Medio Ambiente, los Bomberos de Burgos y Construcciones Ortega, que ha aprotado los medios humanos y materiales para llevar a cabo el traslado.

Así, con la ayuda de una grúa, se ha levantado el nido de la españada y trasladado con sumo cuidado a la cubierta, a un lugar de aanidamiento opto y a la vez seguro. Se reubica a diez metros del actual, y a una altura similar, y será una ubicación temporal hasta que concluyan los trabajos, que precisamente van a arrancar por la espadaña, lo más deteriorado del Monasterio de San Juan.