La concesionaria explica que las goteras en el Hospital de Burgos como filtraciones por sobrecarga del sistema ante la tromba de agua

Los cubos para las goteras se vieron en diferentes partes del HUBU y las cascadas, en el aparcamiento / BC

Eficanza asegura que las canalizaciones están limpias, pero no soportan tormentas extraordinarias como las de ayer | El agua no afecto a la actividad asistencial, que funcionó con normalidad

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Como la pólvora han corrido las imágenes de los cubos instalados en algunas zonas del Hospital Universitario de Burgos (HUBU), como el vestículo, para recoger las goteras generadas en la tromba de agua que descargó ayer sobre la capital burgalesa. No es la primera vez. De hecho, cada vez que se registra una tormenta fuerte se producen filtraciones en ciertas dependencias del HUBU, que en algunas ocasiones han acabado incluso con inundaciones y obligando a suspender servicios sanitarios.

No ha sido el caso de ayer tarde. La tromba de agua, que dejó más de 22 litros por metro cuadrado a primera hora de la tarde, y el agua «no alteró la actividad asistencial» y las zonas afectadas recuperaron la normalidad una hora y media después de la tormenta, explican fuentes de Eficanza, la empresa concesionaria del HUBU. El centro hospitalario ha seguido funcionando sin mayores incidentes.

Más información

Eficanza explica las goteras que tanto llaman la atención a usuarios y visitantes como filtraciones producidas, en la mayor parte de los casos, ante la sobrecarga del sistema de canalizaciones de aguas pluviales. Afirman que todas las bajantes del edificio y las cazoletas, que se aumentaron en número y tamaño, han recordado, «están limpias y en perfecto estado». Sin embargo, cuando cae tanta agua como la registrada ayer, el sistema no pueda absorberla, rebosa y se generan esas goteras.

Eso sí, la concesionaria reconoce que el vestíbulo tiene un problema particular, debido a que se encuentra bajo la cubierta de entrada y «por su forma y su particular estructura sigue filtrando agua» cuando llueve con fuerza o hay tormentas, de ahí que los cubos se vean con mayor asiduidad en esa zona del HUBU. T

También Eficanza reconoce filtraciones en la sala de espera de Radioterapia y en el sótano -3, en la zona de vestuarios, si bien los usuarios han ampliado los problemas al salón de actos, algunos pasillos, laboratorio y algún quirófano. También en el aparcamiento de trabajadores, donde se registraron «cascadas» de agua, como se puede apreciar en diferentes vídeos.

«Defectos»

Las goteras de ayer tarde han vuelto a abrir la polémica sobre la construcción del HUBU. Luis Tudanca, el portavoz del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla y León, ha vinculado los problemas de filtraciones a «daños estructurales» y «defectos» de un hospital construido con la fórmula de la concesión público-privada; «un gravísimo error», ha afirmado, con «gravísimas irregularidades», ha afirmado.

El burgalés también ha recordado que los socialistas seguirán «luchando» para la reversión «íntegra» del HUBU al sistema público y para evitar que se convierta en un «sumidero» de dinero público, que impide cubrir otras necesidades sanitarias en Castilla y León. Por su parte, los sindicatos sanitarios lamentan la falta de vigilancia a Eficanza, que es la responsable del mantenimiento de las instalaciones.