Concluye la reforma de Alcalde Martín Cobos en el entorno de San Cristóbal

Representantes de las administraciones implicadas en el proyecto han visitado la zona./GIT
Representantes de las administraciones implicadas en el proyecto han visitado la zona. / GIT

Ya se está actuando en el tercero de los cuatro tramos de la principal arteria del polígono industrial Burgos Este | Se confía en acometer la última fase en 2019

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Poco a poco, el barrio de San Cristóbal va renovando su vetusta imagen. Coincidiendo con los últimos trabajos de la primera fase del Área de Rehabilutación Urbana (ARU), en las últimas jornadas se ha completado la reforma integral del último tramo de la calle Alcalde Martín Cobos, que supone el principal eje viario del barrio.

Allí se han invertido en los últimos meses 1.239.046 euros, que han servido para promover un cambio radical de imagen a la vía. El resultado salta a la vista. Se han ensanchado las aceras, se han reorganizado las plazas de aparcamiento, se han instalado nuevo mobiliario y luminarias y se han reestructurado los espacios verdes. A mayores, también se ha adaptado un nuevo carril bici y se ha aprovechado la actuación para sustituir todas las redes de suministro y saneamiento.

Se trata, según ha asegurado el alcalde, Javier Lacalle, de una actuación «muy importante» que permite dar respuesta a las continuas demandas vecinales elevadas desde el barrio, que llevaba años reclamando actuaciones de mejora. Además, la obra, financiada por el Ayuntamiento, la Junta y la Administración Central, beneficiará, no sólo a los 3.000 vecinos de la zona, sino también a buena parte de los usuarios del polígono industrial Burgos Este, que utilizan la calle como principal vía de acceso y salida.

En este sentido, la actuación desarrollada entronca con el propio plan de reforma de los polígonos. Un plan mediante el que al año pasado ya se actuó en el tramo de la misma calle situado entre las vías del ferrocarril y la calle Vitoria.

Otros dos tramos

Ahora, una vez completados estos dos tramos, quedan por desarrollar los otros dos. En el primero, situado entre la calle Padre Arregui y la calle Vitoria, ya se ha comenzado a actuar. Operarios de Copsa trabajan desde hace varias semanas en la zona con el objetivo de concluir la actuación antes de que finalice el año. No en vano, el proyecto, que fue adjudicado por 897.338 euros, tiene un plazo de ejecución de seis meses.

Las máquinas trabajan ya en el tercer tramo.
Las máquinas trabajan ya en el tercer tramo. / GIT

Paralelamente, el Ayuntamiento trabaja ya en la redacción del proyecto de reforma del cuarto tramo, situado entre las vías del ferrocarril y la carretera de Logroño. En principio, la intención es culminar la redacción del proyecto «en septiembre u octubre» y dejar todos los trámites encarrilados para poder acometer la obra en 2019, completando de esta forma el eje principal del polígono industrial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos