Conde afirma que el parque de viviendas «hace aguas» y reclama a la Junta que asuma sus competencias en vivienda

Imagen de las negociaciones de la PAH para evitar el desahucio de una familia/IAC
Imagen de las negociaciones de la PAH para evitar el desahucio de una familia / IAC

La concejal de Servicios Sociales insiste en que el parque de viviendas municipal no cumpe con los objetivos para los que fue creados y genera, además, agravios comparativos

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

«Hay que darle una vuelta». Aun a sabiendas de que sus declaraciones ocasionarán un importante revuelo, la concejal de Servicios Sociales, Gema Conde, ha querido dejar constancia esta mañana de su opinión sobre el fucionamiento del Parque Municipal de Viviendas Sociales. Un parque que, a su juicio, «está haciendo aguas en su configuración actual», genera «desigualdades entre las desigualdades» y está sirviendo de excusa para arremeter contra los profesionales de Servicios Sociales.

Conde ha recordado que el objetivo inicial del proyecto, impulsado por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, era dar cobijo a aquellas familias que habían perdido su vivienda por cumpla de una ejecución hipotecaria. Sin embargo, no todos los que están accediendo ahora a las viviendas del parque cumplen con ese requisito, pues se ha detectado la presencia de familias «conocidas por los Servicios Sociales» que tienen necesidades tanto en materia de vivienda como socioeconómicas, y que nada tienen que ver con ejecuciones hipotecarias.

Así, la concejal considera que se están solaplando dos programas de ayudas, el parque de viviendas el programa dual, «generándose desigualdades entre desigualdades y agravios comparativos». Y es que el acceso al parque de viviendas es un «camino más laxo» y con menos garantías que el programa dual, que tampoco va acompañado por otro tipo de servicios de apoyo, lo que está generando algún problema puntual de convivencia.

Ciriaco y Fátima ya cuentan con una vivienda en el parque municipal

La familia que estuvo a punto de ser desahuciada a principios de septiembre de su vivienda en la calle Briviesca de la capital ha sido admitida en el programa del Parque Municipal de Vivienda Social del Ayuntamiento. ES una de las cinco familias a las que se ha adjudicado las últimas viviendas libres del parque, de un total de 20 solicitudes.

Gema Conde ha explicado que, de ellas, 8 no cumplían con los requisitos; otras 7 no aportaban la documentación acreditativa; y se produjo una renuncia. Además, la Fundación Videburgos se ha echado para atrás en su oferta de cesión de os inmuebles, así que los 21 del parque de viviendas están completos.

La concejal ha defendido la gestión de los Servicios Sociales con Ciriaco, Fátima y sus hijos, pues una trabajadadora social fue la que tramitó su solicitud al parque de vivienda. También fueron los Servicios Sociales los que elaboraron el documento para que el juzgado paralizase el desahucio, habida cuenta de que «tenían muchas posibilidades» de conseguir esta vivienda.

Conde ha lamentado el comportamiento de algún respresentante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, así como los insultos y las amenazas recibidas, si bien ha insistido en que «no va a tolerar» que se ataque a los profesionales municipales. En la reunión del pasado viernes, en la que se resolvieron las adjudicaciones de las viviendas, Conde tuvo que abandonar la sala antes de tiempo ante un enfrentamiento, precisamente, con la representante de la PAH.

Por todo ello, Gema Conde considera que ha llegado el momento de revisar el Parque Municipal de Viviendas Sociales, pero también de exigir a la Junta de Castilla y León que asuma sus competencias. Y es que el Ayuntamiento no tiene competencias en vivienda, ha recordado, pero sí en la lucha contra el chabolismo. Sin embargo, está dispersando recursos y esfuerzos, lo que afecta al trabajo que se desarrolla en el poblado de El Encuentro.

Exigencias institucionales

Así, en la sesión extraordinaria de la Gerencia de Servicios Sociales, que se celebrará el miércoles, se llevará una propuesta para reclamar a la Junta que retome los convenios para reeditar el programa dual conjunto (con aportación económica regional) y las convocatorias de viviendas de protegidas, que «se necesitan como el comer», ha insistido Conde. A su juicio, hay familias que acaban acudiendo al parque de viviendas cuando su problemática se podría resolver fácilmente con las convocatorias de viviendas protegidas, como en otros tiempo.

También se planteará una ampliación del convenio con Fundación Lesmes para que se realice un seguimiento de los casos de las familias que ocupan las 21 viviendas del parque municipal, pues no existe seguimiento alguno, ha lamentado la edil. «El Ayuntamiento debiera dedicar sus esfuerzos en materia de vivienda a erradicar el chabolismo», pues es la única capital de la región, junto con Segovia, que tiene un foco de infravivienda.

 

Fotos

Vídeos