El PP considera un «absurdo» revertir el Hospital de Burgos solo por una posición ideológica

Imagen de la entrada al Hospital Universitario de Burgos/Gabriel de la Iglesia
Imagen de la entrada al Hospital Universitario de Burgos / Gabriel de la Iglesia

La formación está dispuesta a estudiar una reversión parcial, de algún servicio que se considere que se puede mejorar, pero no a revertir por revertir

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El Partido Popular está dispuesto a negociar con la oposición (PSOE, Ciudadanos, Podemos y Grupo Mixto) para tratar de llegar a un acuerdo y cerrar la comisión de investigación sobre el Hospital Universitario de Burgos (HUBU) con un dictamen consensuado. Sin embargo, será complicado pues las conclusiones de la oposición «no las compartenen absoluto» y niegan sobrecostes, irregularidades y opacidad.

Ángel Ibáñez, procurador por Burgos, afirma que acudirán a la próxima reunión de la comisión, para diciembre, «sin una posición cerrada» y, si la oposición acude del mismo modo, puede ser que exista posibilidad de acuerdo. Los populares están abiertos a revisar el modelo del Hospital de Burgos, construido y gestionado bajo la fórmula de la concesión público-privada. Eso sí, se niegan a una reversión «porque sí».

Más información

«Somos muy reacios a una propuesta de reversión sin hacer antes un estudio pormenorizado» sobre el coste de la misma y cómo afectaría a la prestación de los servicios asistenciales, ha apuntado Ibáñez. Sin ese paso la reversión «es absurda», no se puede revertir el HUBU por una mera cuestión ideológica, opina el 'popular', quien además pone ejemplos de modelos similares, recuperados, y que han supuesto un empeoramiento de las prestaciones asistenciales.

En concreto, Ángel Ibáñez habla de Alzira, donde finalizó la concesión y el gobierno autonómico se hizo cargo de la gestión del hospital, lo que supuso en tres meses tener que contratar a 480 profesionales para los servicios no asistenciales, incrementar la lista de espera y bajar en las evaluaciones de calidad del servicio. Así que el PP está dispuesto a estudiar reversiones parciales pero «revertir porque sí es un absurdo», ha reiterado el procurador.

Por otra parte, el Partido Popular insiste en que la gestión del HUBU no ha registrado ningún tipo de irregularidad, pese a las denuncias de la oposición, y les recuerdan que si lo tienen tan claro que acudan a los tribunales. Se les ha facilitado también toda la información solicitada y se ha podido comprobar, además, que no ha existido un sobrecoste, sino sobre inversiones, mejoras en el equipamiento y en el proyecto.

 

Fotos

Vídeos