La contratación de un gerente y un técnico del ILCyL genera posturas encontradas

Última reunión del Patronato, celebrada el pasado 19 de diciembre/IAC
Última reunión del Patronato, celebrada el pasado 19 de diciembre / IAC

La intención de reducir las exigencias formativas generó debate en el Patronato y se podía entender como un intento de dar cabida a alguna persona en concreto

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

El Instituto Castellano y Leonés de la Lengua (ILCyL) lleva desde septiembre sin gerente. Concretamente, desde que Mercedes Andrés, que ejercía estas labores desde el año 2013, decidiese cambiar de trabajo. Esta situación ha obligado al director de la entidad, Gonzalo Santonja, a desarrollar esa función desde entonces, con la afección que eso supone para el desarrollo cultural del Instituto.

La salida de la anterior gerente ha derivado en la disparidad de criterios en la formación que deben de acreditar, tanto el nuevo gerente, como el técnico, plazas, ambas, cuya convocatoria acaba de cerrarse. Pues bien, para Santonja, el gerente debe de tener título universitario, con formación específica en economía, derecho e inglés. El director del ILCyL argumenta que, desde que se ha visto obligado a desempeñar las labores de gerente, ha constatado que quien se incorpore al equipo debe de conocer la legislación, la financiación y las ayudas de la Unión Europea a las que se puede concurrir, de ahí que esas tres competencias específicas sean necesarias para hacer avanzar a la entidad.

Sin embargo, una pequeña parte del Patronato, que está formado por la Junta, las diputaciones, las localidades de la comunidad de más de 20.000 habitantes, las cuatro universidades públicas y la Cámara de Comercio, trató de que el listón de título universitario fuese rebajado hasta el grado superior, tanto en la plaza de gerente, como en la de técnico, algo que sólo consiguió en parte. Mientras la plaza de gerente mantiene esa exigencia universitaria, la de técnico puede ser ocupada por un graduado superior. Según apunta Diario de Burgos en su edición de hoy, esta rebaja en los criterios de acceso estaría dirigida a la contratación del concejal no adscrito, pero ex del PP, Fernando Gómez.

Hay que recordar que Gómez ejerció de concejal de Cultura, hasta que el caso de las dietas llevó al PP a expulsarle del Equipo de Gobierno. Desde entonces, su postura en el Ayuntamiento ha sido criticada por parte de la oposición, por considerar que se alinea con el PP en las decisiones importantes, para que estas puedan salir adelante en el Pleno. Si bien, estando fuera del Equipo de Gobierno, los mal pensados podrían considerar que los ‘populares’ quieren pagarle el favor en el Ayuntamiento con una plaza de técnico en el ILCyL.

«Voy a usar estrictamente los criterios de selección»

«Voy a usar estrictamente los criterios de selección» Santonja

Sin embargo, Santonja, que ha desmentido sentirse molesto con el Ayuntamiento y su alcalde, ha querido dejar claro, en declaraciones a BURGOSconecta, que utilizará «estrictamente los criterios de selección». El director del ILCyL explica que, en los próximos días, una comisión creada para la elección de los candidatos establecerá unos puntos de valoración «muy claros». Con ellos se calificará a los candidatos y los cinco mejores de cada puesto se someterán a una entrevista ante la comisión -formada por cinco miembros-.

Este proceso tendrá lugar en las próximas semanas y, tras él, quedará nombrado un nuevo gerente y un nuevo técnico, que habrá que ver si finalmente es Fernando Gómez.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos