La UBU plantea a Cultura un nuevo edificio en el Hospital de la Concepción para el Archivo

Manuel Pérez Mateos, rector de la UBU, muestra el nuevo proyecto presentado al Ministerio/IAC
Manuel Pérez Mateos, rector de la UBU, muestra el nuevo proyecto presentado al Ministerio / IAC

La Universidad de Burgos ha remitido un proyecto en el que se contempla la construcción de un nuevo edificio para disponer de más metros útiles en el uso compartido

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

La propuesta está formulada y los planteamientos encauzados, pero aún quedan dos escollos que resolver antes de poder decir que el Hospital de la Concepción tendrá una segunda vida. La Universidad de Burgos (UBU), titular del inmueble desde 2003, ha remitido al Ministerio de Cultura una propuesta de uso compartido, después de que el organismo gubernamental rechazase el uso exclusivo por parte de la UBU presentado inicialmente. En este nuevo proyecto destaca la construcción de un nuevo edificio junto al Hospital de la Concepción, de manera que dote al espacio de los metros cuadrados necesarios para hacer un uso mixto efectivo por parte de la institución académica y el Archivo Histórico Provincial de Burgos.

Además, en el proyecto se distribuyen los espacios destinados a cada institución. La UBU contaría con 3.000 metros cuadrados (32,5%), aunque serían de uso compartido, preferentemente universitario, ha explicado esta mañana el rector de la UBU, Manuel Pérez Mateos. Otros 1.600 metros cuadrados se dedicarían a un uso puramente cultural, que también corresponderían a la UBU y el Archivo Histórico. Finalmente, 4.700 metros cuadrados (50,5%) de la superficie útil estarían reservados al uso exclusivo del Archivo. En este sentido, Mateos espera que esta distribución de espacios sea aprobada por el Ministerio, que, incluso, podría presentar la suya propia.

No obstante, la UBU se reservaría los espacios de las dos enfermerías para darles el mayor uso público posible, al tratarse de los espacios de mayor valor patrimonial, según ha explicado el vicerrector de Cultura, René Jesús Payo. El responsable cultural de la UBU ha justificado que sería una pena que esas dos localizaciones del Hospital de la Concepción se utilizasen para albergar el fondo documental, ya que no podrían ser disfrutadas por los burgaleses.

Aún con todo, la UBU ha realizado en su proyecto una asignación de espacios, no ha detallado el uso que se le daría a cada uno de ellos, ya que desconocen las intenciones concretas del Ministerio. De hecho, la propia institución académica no ha determinado qué albergará cada espacio y no lo podrá hacer hasta que la propuesta sea aprobada. Sin embargo, el rector sí ha señalado que el objetivo es que la parte del edificio que sería prioritariamente para uso universitario estaría destinada a la atención de los estudiantes, con salas de estudio, la Casa del Estudiante, un puesto de información, un gimnasio abierto a toda la ciudadanía, un espacio expositivo, la sede de UBU Abierta y, podría tratar de incluirse el Consejo Social de la UBU -que carece de sede física- y la Fundación, que mantiene una ubicación «temporal» en el edificio de la Facultad de Económicas. A lo que sí tendrá que renunciar la UBU es al traslado del Rectorado al Hospital de la Concepción, porque no hay espacio suficiente. No obstante, Mateos ha asegurado que, dentro del planteamiento inicial, en el que todo el edificio era para uso exclusivo de la UBU, no se trataba de algo prioritario.

Proyecto que la UBU ha presentado al Ministerio de Cultura
Proyecto que la UBU ha presentado al Ministerio de Cultura / BC

El segundo escollo

Por otro lado, este proyecto de la UBU, con el nuevo edificio de algo más de 2.000 metros cuadrados, se ha diseñado ocupando parte de una parcela municipal que en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) está detallada como zona verde. En concreto, se tratan de 488 metros cuadrados que la UBU propone que sean permutados por otra parcela de su titularidad y que está próxima al Hospital de la Concepción. Esta parcela sería de 538 metros cuadrados, por lo que el Ayuntamiento ganaría algo de espacio. Sin embargo, modificar el uso de la parcela requerirá la modificación puntual del PGOU, algo que llevará, al menos, seis meses, y para lo que ya ha trabajado el rectorado de la UBU. Según Mateos, los grupos políticos estarían a favor de proceder a esta permuta para dar viabilidad espacial al proyecto presentado al Ministerio. Asimismo, la asociación vecinal habría mostrado su «apoyo total e incondicional» al proyecto, para dotar de vida al Hospital de la Concepción.

Así las cosas, los planteamientos están sobre la mesa y sólo queda que el Ministerio se pronuncie para comenzar a realizar las labores administrativas oportunas que permitan licitar el proyecto en 2018 y se comience a ejecutar en 2019. Esta es la previsión optimista de la UBU, que desea que cuanto antes se empiece a dar forma a este «ambicioso e ilusionante» proyecto, tal y como lo ha calificado el rector.

De hecho, Juan Manuel Manso, vicerrector de Planificación, espera que el Ministerio acepte su proyecto, porque la construcción de un nuevo edificio es «imprescindible» para que, tanto el Archivo Histórico Provincial, como la UBU dispongan del espacio suficiente para desempeñar su actividad. Además, bajo este planteamiento, la zona del claustro se respetaría y permitiría ejecutar el proyecto de jardín botánico contemplado en el planteamiento inicial, así como dar el protagonismo que merece a la morara de 150 años de antigüedad que lo preside.

Todo ello con un presupuesto que sería cubierto íntegramente por el Ministerio de Cultura y podría oscilar entre los 12 y los 15 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos