Firmas burgalesas para pedir a Putin libertad para los defensores de los Derechos Humanos

Firmas burgalesas para pedir a Putin libertad para los defensores de los Derechos Humanos

Amnistía Internacional ha recogido firmas como parte de una campaña para denunciar la «represión de las voces críticas»

Cristina López Reques
CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

Quedan pocos días para que comience el Mundial de Fútbol. En esta ocasión, Rusia es el país anfitrión y en el que se vivirá un ambiente más allá del deportivo. Y es que, desde Amnistía Internacional (AI) se han propuesto visibilizar «lo que cada día se juegan las personas que trabajan incansables para hacer de Rusia un lugar mejor».

Sin embargo, la sensación de que «van a ser represaliados» con estas acciones está presente, tal y como ha afirmado Carlos Sancho, coordinador de AI en Burgos. Por ello, la organización se ha puesto en contacto con la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), que ha manifestado como «cuestión de principio que los defensores de Derechos Humanos puedan realizar su labor de forma libre y sin miedo». Una declaración que desde AI valoran como positiva, pues supone «un avance», ya que nunca se habían manifestado al respecto.

En concreto, la ONG quiere denunciar que los defensores de los Derechos Humanos lo tienen «bastante mal» y es una «tarea de riesgo» en el país ruso, ha asegurado Sancho. Por ello, se ha iniciado una campaña mundial para recoger firmas que, posteriormente, serán enviadas a la Embajada rusa con el objetivo de que lleguen hasta el gobierno de Vladimir Putin. En Burgos, 62 personas han querido plasmar su rúbrica y otros 38 dejar mensajes de apoyo a aquellas «voces críticas que son reprimidas».

Un total de 11 ciudades acogerán partidos de fútbol del Mundial. Y en todas ellas se ha registrado al menos un caso de defensores perseguidos o represaliados. En España se está trabajando en tres casos concretos, Las mujeres del don, Memorial y la organización LGBTI Arvers. Y, además, se está haciendo con esperanza, a pesar de «no saber hasta dónde se va a llegar», pero con la confianza de que la «presión internacional haga reflexionar a Putin».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos