‘Irrepetible’, la creación musical del grupo rapero Flow Kaló grabada en la prisión

El disco se ha presentado esta mañana./CLR
El disco se ha presentado esta mañana. / CLR

Dani, Cardin y Vandy han grabado su primer álbum profesional gracias al proyecto Culturapia de Fundación Caja de Burgos y Obra Social ‘la Caixa’

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Ya eran un grupo antes de entrar en prisión. Habían grabado un par de maquetas. Sin embargo, Flow Kaló no ha tenido la oportunidad de grabar un disco profesional hasta que no han recalado en Culturapia, el programa impulsado por la Fundación Caja de Burgos y la Obra Social ‘la Caixa’ que busca la inclusión social a través de la cultura. ‘Irrepetible’ es el nombre del primer álbum de este grupo formado por Dani, Cardin y Vandy o, lo que es lo mismo, Daniel Borja Hernández, Ricardo Pisa Hernández y Vanderley Almeida.

La iniciativa surgió gracias a una taller musical promovido por la Asociación Unión Gitana en el Centro Penitenciario de Burgos, a demanda de los propios internos, en julio de 2015. En septiembre de ese año, la Fundación Caja de Burgos conoció de primera mano el trabajo que allí se realizaba y, tras considerarlo una experiencia “muy llamativa”, propuso a Flow Kaló grabar un disco de manera profesional, ha explicado Kelian Borja, educador de Unión Gitana.

Fundación Caja de Burgos ofreció la grabación del disco tras conocer el taller musical

Así, en la prisión burgalesa se habilitó un estudio profesional, algo especialmente “complicado”, ha reconocido Luis Carlos Antón, director del centro penitenciario, quien recuerda que la escasez de recursos con la que se trabajó. La grabación se llevó a cabo entre el 29 de enero y el 31 de marzo, y en ella colaboraron grupos musicales burgaleses de hip-hop y otros estilos musicales como Víctor Rutty, Rober del Piro, DjKaef y Kopoet y Bienmesabe y Cristina. Las letras de las canciones son obra de Dani, Cardin y Vandy, con acompañamientos musicales de primer nivel.

Desde dentro

Flow Kaló ha aprovechado la música para transmitir sus experiencias personales, a fin de que los jóvenes aprendan de sus errores y eviten así acabar en la cárcel. Cantan “lo que sienten por dentro”, ha explicado Dani; lo que se echa de menos cuando se está privado de libertad. De este modo, la música se convierte en un mecanismo de inserción social, uno de los mejores para reconducir los errores cometidos por una juventud rebelde. Luis Carlos Antón ha insistido en que el proyecto ‘Irrepetible’ es “un ejemplo claro” de reinserción social.

El proyecto se completa con una página web y sendos canales de YouTube y Facebook, con toda la información sobre la iniciativa y la posibilidad de escuchar el disco. Y es que se han editado 1.000 ejemplares pero sin fin comercial, pues la música está al alcance de cualquiera que acceda a la web. También se ha contado con el diseño gráfico del fotógrafo burgalés David Palacín, y el director de cine Álvaro Beltrán de Heredia ha rodado un documental sobre el proceso de grabación, con las explicaciones de los autores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos