Una jornada formativa en torno a la ciberseguridad

La jornada informativa tuvo lugar en los salones de Cajacírculo/GIT
La jornada informativa tuvo lugar en los salones de Cajacírculo / GIT

Expertos en la materia abordan las principales consecuencias de la ciberdelincuencia sobre las empresas

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Los ataques sufridos en los últimos meses por grandes compañías a manos de ciberdelincuentes han activado todas las alarmas. Sin embargo, todavía hay un gran porcentaje de compañías, fundamentalmente pymes y micropymes, que «no están concienciadas» de los peligros reales a los que se pueden enfrentar. Así lo han considerado hoy los participantes en la jornada del Círculo de Actualidad Empresarial organizada por la Cámara de Comercio en colaboración con Ibercaja, una jornada en la que se ha hablado de ciberseguridad. Pero no de ciberseguridad desde el punto de vista informático, sino desde el punto de vista preventivo.

Y es que, según ha explicado Pablo Cabeza, jefe de Gestión y Control de Seguridad de la Información del Grupo Ibercaja, «la ciberseguridad no es solo un problema del departamento informático de una empresa, sino que afecta a todos». Así, es fundamental que las empresas se «conciencien de extremo a extremo», esto es, en todos los niveles. No en vano, hay pequeñas «cosas clave» que sirven de «prevención» ante posible ataques.

En este sentido, Pedro Martínez Busto, director técnico de Aruba, también ha insistido en la necesidad de concienciar sobre los peligros de la ciberdelincuencia, que puede causar unos «daños» de gran magnitud a cualquier empresa, sea grande o no. «Los ataques se traducen en muchos casos en robo o encriptado de información», que es «el activo más importante de cualquier empresa». Así, al margen de posibles solicitudes de rescate para recuperar la información, las empresas se enfrentan a otros riesgos, derivados de robo de bitcoins, posibles indemnizaciones por protección de datos, responsabilidad civil o incluso paralización de actividad, lo que en definitiva puede generar un quebranto de tal magnitud que puede llevar a alguna compañía a planterse el cierre.

Lucha policial

En definitiva, se trata de un asunto lo suficientemente serio como para no mirar hacia otro lado. Y de eso bien saben en las fuerzas de seguridad, que de un tiempo a esta parte han tenido que reinventarse para intentar poner coto a la ciberdelincuencia. Así lo ha asegurado Roberto Peña Álvarez, de la Comandancia de la Guardia Civil de Burgos, que ha destacado los esfuerzos que está realizando el cuerpo en esta materia.

A este respecto, Peña ha insistido en que «el gran problema es la extraterritorialidad de los delitos». «Antes, un delincuente se situaba habitualmente en el ámbito en el que se cometía el delito. Hoy, se puede cometer dicho delito en cualquier parte del mundo sin necesidad de haberse movido de casa, de manera totalmente anónima y sin arriesgar prácticamente nada», ha destacado. Así, ha añadido, la colaboración internacional es «fundamental». Una colaboración que en el ámbito de la Unión Europea «es más ágil y eficaz», pero que fuera de los límites comunitarios es mucho más compleja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos