La Junta documenta ante la Fiscalía su «correcta» gestión en la construcción del HUBU

Hospital Universitario de Burgos/BC
Hospital Universitario de Burgos / BC

De Santiago-Juárez cree que Cs ha podido incurrir en un delito de denuncia temeraria por desprecio a la verdad | Ha insinuado que se ha presentado la denuncia antes de dejar de ser procurador para «estar aforado»

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Junta de Castilla y León trasladará a la Fiscalía diversa documentación administrativa y judicial para demostrar su «actuación correcta y ajustada a derecho» respecto a la construcción del Hospital de Burgos (HUBU), ante la denuncia por malversación de fondos públicos por parte de Cs.

El vicepresidente y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, ha considerado que el representante de Ciudadanos que presentó la denuncia ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Valladolid, en el último día en que era procurador autonómico, Manuel Mitadiel, puede haber incurrido en un delito de «denuncia temeraria por desprecio a la verdad».

De Santiago-Juárez ha remarcado que Mitadiel participó en la comisión de investigación parlamentaria sobre el Hospital de Burgos y que, por lo tanto, conoce que ha habido investigaciones judiciales sobre la construcción del hospital burgalés y que están «culminados» y «archivados» por la Justicia, por lo que ha considerado que habría presentado la denuncia antes de dejar de ser procurador para «estar aforado».

Más información

El pasado 1 de abril, Mitadiel presentó una denuncia en la Fiscalía de Valladolid por una presunta malversación de unos 50 millones de euros en uno de los modificados de la obra del hospital de Burgos.

El portavoz de la Junta ha insistido en que Mitadiel conocía todos los pronunciamientos judiciales sobre el hospital de Burgos que no han detectado ninguna irregularidad ni malversación, y si no se ha enterado le ha instado a que devuelva las dietas que cobró por asistir a la comisión parlamentaria.

Ha acusado al procurador de Ciudadanos de «jugar con la justicia« para tapar »el cisco que tienen en Castilla y León«, en el que cada día se suman dimisiones en más provincias, y le ha afeado que haya «utilizado la justicia por motivos políticos».

En concreto, la Junta trasladará al Ministerio Fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León el expediente administrativo completo, los antecedentes que acreditan que la actuación administrativa ha sido correcta, «ajustada a derecho», y que ha superado todos los «procedimientos de revisión de legalidad, incluidos los de ámbitos jurisdiccional».

De De Santiago-Juárez se ha referido a los dictámenes favorables del Consejo Consultivo previos a las aprobaciones de los correspondientes modificados de los contratos de las obras del hospital, y que consideran procedentes las modificaciones planteadas en modificado del proyecto, más inversión, plazo o reequilibrio económico.

También aportará la Junta, el expediente sobre la denuncia que en 2014 llevó el líder del PSCyL y portavoz parlamentario del PSOE, Luis Tudanca, al tribunal de Cuentas sobre irregularidades en la ejecución del contrato de la obra del hospital, y que fue archivada en 2015.

El también vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia se ha referido además a las diligencias previas seguidas en el ámbito penal en el juzgado de Instrucción 1 de Burgos, a raíz de la denuncia de un particular, un proceso que ha durado cuatro años y en el que el Ministerio Fiscal ha interesado las diligencias de investigación oportunas hasta que en 2018 se sobreseyó la causa.

Sin irregularidades

El hospital de Burgos se construyó mediante la fórmula de concesión administrativa, que permite a la adjudicataria que se hizo cargo de la obra gestionar más de una decena de servicios no asistenciales, en un largo expediente que llevó a la apertura de una Comisión de Investigación en las Cortes, sin un dictamen final que llevar al pleno por las posturas enfrentadas entre el PP y el resto de partidos.

De Santiago-Juárez ha recordado que en los 23 procedimientos contencioso administrativos presentados por la concesionaria, la Junta ha aportado copiosa documentación y «todos los pronunciamientos han avalado la actuación de la Junta».

«Ninguno de los juzgados ha detectado o advertido irregularidades o actuaciones que pudieran ser puestas en conocimiento del Ministerio Fiscal», ha concluido el portavoz de la Junta.

Por ello, la Junta llevará al Ministerio Fiscal todos esos expedientes que evidencia que las acusaciones de irregularidades, malversación o prevaricación, ya han sido juzgadas y archivadas en distintas instancias, ha zanjado.