La mejora de la acústica, que arranca el 25 de noviembre, completará el proyecto del Coliseum

Imagen del último encuentro del San Pablo celebrado la pasada semana en el Coliseum/SPB/ M. González
Imagen del último encuentro del San Pablo celebrado la pasada semana en el Coliseum / SPB/ M. González

Las obras arrancarán el próximo 25 de noviembre, tras el último encuentro del San Pablo Burgos / Lacalle considera que «no quedan muchas actuaciones» más por abordar

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Como se había previsto, las obras de mejora de la acústica del Coliseum Burgos arrancarán el próximo 25 de noviembre, tras el último encuentro en casa del San Pablo Burgos. El alcalde, Javier Lacalle, ha confirmado que se aprovechará la ventana FIBA, aunque estarán muy ajustados de tiempo. Y es que la intervención debe estar acabada para el 15 de diciembre, cuando se retoman los partidos y, entre medias, toca colocar las placas aislantes y montar y desmontar la pista deportiva y el graderío móvil.

Lacalle ha reconocido que las fechas «son malas», por la coincidencia con el Puente de la Inmaculada, pero «idóneas» dado que será el único momento en lo que queda de año que el Coliseum quede liberado de la competición del San Pablo Burgos. Así que la empresa ya se ha comprometido a cumplir con los plazos, para que el club burgalés pueda estrenar la nueva acústica, sin reverberación, a mediados de diciembre.

Más información

La obra tendrá un presupuesto de 105.000 euros, que financiarán íntegramente Fundación Cajacírculo e Ibercaja, a través del convenio de colaboración que han suscrito esta mañana con el Ayuntamiento de Burgos. Mientras, el San Pablo se encargará de ejecutar las obras con la empresa responsable del estudio técnico, contratado por el Consistorio, y que planteó la solución que ahora se llevará a cabo.

En concreto, el proyecto pasa por instalar 2.160 paneles, de 1,25 metros por 1,25 metros, y 5 centímetros de espesor. Cubrirán toda la cúpula salvo el lucernario, unos 3.357 metros cuadrados, y cuentan con un peso de 500 gramos, así que se tratará de una estructura ligera. Eso sí, ayudará a absorber el sonido, para reducir a 3 o 3,5 segundos la reververación actual, que asciende a 8,5 segundos en la primera grada y a 9,5 segundos en la segunda.

La Fundación Cajacírculo e Ibercaja han hecho un «esfuerzo importante» para colaborar en esta iniciativa, que encaja perfectamente en la nueva estrategia de la fundación, pero también en los objetivos de la entidad financiera, que quiere «estar al servicio de Burgos», comprometido con sus necesidades e inquietudes.

Colaborando por Burgos

La financiación, con 105.000 euros, de la mejora de la acústica del Coliseum forma parte, como una adenda, del convenio de colaboración suscrito esta mañana entre el Ayuntamiento, la Fundación Cajacírculo e Ibercaja. Un acuerdo marco para colaborar en temas sociales, culturales, deportivos o medioambientales, dentro de las estrategias que impulsan a ambas entidades.

Tanto la Fundación Cajacírculo como Ibercaja quieren acercarse a la sociedad burgalesa, formar parte de su día a día y comprometerse con su crecimiento y desarrollo, así que en el convenio «entran muchas propuestas», incluida la cesión de instalaciones.

Javier Lacalle ha recordado que, en breve, se inaugurará también la nueva sala de prensa en el Coliseum. Y que la próxima semana se adjudicarán las obras para mejorar los aseos de la planta superior, valoradas en 500.000 euros. Con estas intervenciones, el alcalde da por «completado» el proyecto del Coliseum Burgos, en el que se han invertido alrededor de 8 millones de euros, de los que 5,5 son de inversión municipal. El resto, de colaboraciones privadas como la suscrita hoy.

Lacalle ha vuelto a defender la intervención, recordando que el Ayuntamiento no podía afrontar un desembolso de 20 o 30 millones para la conversión de la Plaza de Toros en un multiusos. Se apostó por una inversión inicial y, luego, por ir cubriendo las necesidades detectadas. Las obras había que acometerlas porque solo para usar la plaza de toros se requería de 3,5 millones de inversión y eso hubiera sido una «irresponsabilidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos