Fundación Cajacírculo e Ibercaja aportarán 106.000 euros para mejorar la acústica del Coliseum

Las obras tendrán que ejecutarse durante un parón de la Liga Endesa/BC
Las obras tendrán que ejecutarse durante un parón de la Liga Endesa / BC

El Ayuntamiento firmará un convenio marco de colaboración con ambas entidades en el que se incluye la financiación del proyecto pendiente en la instalación

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Finalmente serán la Fundación Cajacírculo e Ibercaja las entidades que ayuden al Ayuntamiento de Burgos a dar solución a los importantes problemas de acústica que presenta el Coliseum Burgos, y de los que se han quejado amargamente organizadores de espectáculos musicales y deportivos. Serán ellas las que aporten los 106.517 euros que costará implementar el proyecto diseñado, que pasa por cubrir toda la cúpula con paneles que actuarán como elementos correctores y absorberán el sonido para mermar la reververación que ahora se genera.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta mañana el convenio marco de colaboración, que se suscribirá en breve entre el Ayuntamiento, la Fundación Cajacírculo e Ibercaja, para la realización conjunta de actividades relacionadas con la investigación, la inclusión social, el medio ambiente, la industria, la cultura o el deporte, según ha explicado la portavoz municipal, Carolina Blasco.

Información relacionada

Y ese convenio marco trae una adenda por la que ambas entidades asumen la financiación del proyecto en el Coliseum. Así, responden a la petición de ayuda realizada por el Consistorio, en otra muestra de colaboración público-privada como las que se han realizado para la climatización de la instalación (800.000 euros de CaixaBank y Fundación Caja de Burgos) o la adquisición de la pista polideportiva, las canastas y los marcadores (240.000 euros de San Miguel).

La solución técnica prevista pasa por instalar 2.160 paneles, de 1,25 metros por 1,25 metros, y 5 centímetros de espesor. Cubrirán toda la cúpula salvo el lucernario, unos 3.357 metros cuadrados, y cuentan con un peso de 500 gramos, así que se tratará de una estructura ligera. Eso sí, ayudará a absorber el sonido, para reducir a 3 o 3,5 segundos la reververación actual, que asciende a 8,5 segundos en la primera grada y a 9,5 segundos en la segunda, según el informe técnico elaborado.

Una vez se firme el convenio de colaboración se podrá acometer la intervención, si bien es cierto que la intención del alcalde es aprovechar la última ventana de FIBA del año y el parón en los encuentros del San Pablo Burgos para trabajar. Así, las obras podrían realizarse entre el 25 de noviembre y el 15 de diciembre, de lo contrario, habría que esperar al parón de las Navidades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos