Los niños saharauis del programa 'Vacaciones en Paz' visitan el Ayuntamiento de Burgos

Los niños han visitado el Ayuntamiento y han sido recibidos por el alcalde/PCR
Los niños han visitado el Ayuntamiento y han sido recibidos por el alcalde / PCR

Los 32 menores, junto con las familias de acogida, han sido recibido por el alcalde, Daniel de la Rosa, y la concejal de Servicios Sociales, Sonia Rodríguez

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Han llegado minutos después de acabar el pleno extraordinario, el primero de la nueva Corporación Municipal, y han dado una buena sorpresa a los ediles de Burgos. Los 32 niños del programa 'Vacaciones en Paz', que organiza la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, han cumplido esta mañana con una de las citas ineludibles de su experiencia en la ciudad burgalesa.

Llegaron el pasado 3 de julio, dispuestos a disfrutar y a recibir unas atenciones que les son esquivas en los campamentos de refugiados de Tinduf. Y esta mañana se han acercado al Ayuntamiento, donde les han recibido en el Salón de Plenos el alcalde, Daniel de la Rosa, y la concejal de Servicios Sociales, Sonia Rodríguez. En representación de la Corporación les han dado la bienvenida y han reconocido la gran labor que realiza la asociación y las familias de acogida.

La visita al Ayuntamiento es uno de los compromisos oficiales que tienen los niños saharauis, que también pasan por la Diputación Provincial. Durante sus 'Vacaciones en Paz' también disfrutan de actividades lúdicas, de la piscina, de meriendas, de juegos en familia, de una reunión con las familias de acogida de toda Castilla y León y hasta de un encuentro motero solidario en Villalbilla.

La experiencia es siempre muy satisfactoria, tanto para los niños, que salen por unas semanas del calor del Sáhara y conocen otra vida diferente a la de los campamentos, como para las familias. Familias de toda la provincia que, de manera desinteresada, se vuelcan con este proyecto solidario, que incluye visitas médicas para garantizar que los más pequeños tienen buena salud, pues la atención sanitaria es una de las principales carencias en el Sáhara Occidental.