El nuevo centro de Parkinson Burgos abrirá sus puertas a finales de abril

Imagen de archivo de las obras/AIA
Imagen de archivo de las obras / AIA

La asociación está a la espera de la licencia de apertura municipal y pequeños retoques en los exteriores del edificio | Las dotaciones interiores ya están concluidas

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

La asociación Parkinson Burgos estará de estreno -por fin- en el mes de mayo. El nuevo centro multiusos de atención integral está a la espera de la licencia de apertura municipal que llegará «muy pronto» y están a punto de concluir los trabajos de los exteriores, tal y como ha explicado María Jesús Delgado, presidenta de la asociación.

Todavía queda esperar, pero algunos de los socios del centro de día ya han tenido la oportunidad de conocer de primera mano el nuevo centro multiusos este viernes. También lo han podido hacer los familiares, que ya han conocido las nuevas dotaciones que, por dentro, están completamente terminadas.

De este modo, en cuanto se disponga de la licencia de apertura municipal se podría poner en funcionamiento de inmediato. Sanidad ya ha hecho la visita pertinente para asegurarse que todo está en orden. Por ello, Delgado prevé que se pondrá en funcionamiento a finales del mes de abril. En ese momento, los usuarios del centro de día comenzarán a llevar a cabo su actividad, mientras que el resto de usuarios lo harán unos diez o quince días más tarde. Si se cumplen los plazos, a principios de verano, Parkinson Burgos habría abandonado su estancia en el Graciliano Urbaneja y estaría instalado en el nuevo centro.

Para finalizar, la inauguración aún se dilatará un poco más en el tiempo, porque se esperará a que terminen los procesos electorales de esta primavera.

Campaña de concienciación

Aprovenchando la reciente celebración del día Mundial del Parkinson se ha presentado la última campaña de concienciación que lleva por lema, 'Conocerlo es el primer paso para combatirlo' y contrapone la expectativa con la realidad. Y es que según los datos, se prevé que para el año 2040 la enfermedad de Parkinson afecte a unos doce millones de personas. Actualmente la cifra, asciende a siete millones a nivel mundial, por lo que se podría convertir en la enfermedad con la mayor prevalencia en unas décadas. Por este motivo, el manifiesto leído desde Parkinson Burgos se ha centrado en la petición de investigación, más atención social y sanitaria.