El Parque de Cuerdas del Castillo queda inaugurado con la previsión de llegar a las 43.000 visitas hasta octubre

Los alumnos de Briviesca han disfrutado hoy de una mañana en la naturaleza y con aventura. /APM
Los alumnos de Briviesca han disfrutado hoy de una mañana en la naturaleza y con aventura. / APM

La Fundación CISA de Aspanias gestiona este espacio de ocio en la naturaleza en el que a partir de junio se organizarán también talleres

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

El Parque de Cuerdas del Castillo de Burgos comenzó la temporada en abril pero la meteorología no lo ha acompañado. Hoy ha quedado inaugurado el año oficialmente, el cuarto que lo gestiona la Fundación CISA Central Integral de Servicios Aspanias.

Un lugar en la naturaleza, cerca de uno de los monumentos burgaleses más visitados, el Castillo de Burgos. El Ayuntamiento cedió la gestión a esta fundación que da empleo en el lugar a seis personas con capacidades diversas en su objetivo de dignificar e integrar a las personas.

Anselmo es uno de los voluntarios que se encarga de la gestión del parque y asegura que «es un orgullo trabajar en este parque, en la naturaleza y con niños, que nos dan mucho cariño y confianza. Además, nos encargamos de mantener el lugar cuidado para que dure mucho tiempo y cree más puestos de trabajo para los compañeros». Eso sí, una petición tienen Anselmo y sus compañeros, que el Ayuntamiento señalice mejor el lugar, algo a lo que se ha comprometido la concejala Carolina Blasco. Por su parte, Blasco ha destacado la importancia de que las empresas sociales trabajen en proyectos de estas características.

No solo los niños pueden disfrutar de este lugar, cualquier persona mayor de cinco años es bienvenida aquí. El objetivo de los gestores es que este año se multipliquen por cinco los visitantes del primer año, que fueron 8.700. Es decir, aspiran a llegar a los 43.500 usuarios. Para ello se han organizado talleres que se empezarán a impartir a partir del mes de junio. En algunos se decorarán los árboles con colorido y en otros se construirán cajas para pájaros.

Esta es la principal novedad de esta temporada, los talleres se encajarán con la actividad del parque de cuerdas. En este lugar, tirolinas, puentes, redes sirven como divertimento entre los árboles para superar los distintos obstáculos, siempre protegidos con un cable de vida y guiados por los monitores.

Desde abril a octubre estará funcionando este parque pero el fin de semana del 1 de junio reducirá el precio de su entrada a los dos euros.