Patrimonio licita el traslado del Arco de La Isla, a la espera de la autorización de Cultura

El Arco románico de Cerezo de Río Tirón se encuentra en el Parque de La Isla/PCR
El Arco románico de Cerezo de Río Tirón se encuentra en el Parque de La Isla / PCR

El Ayuntamiento lleva meses solicitando una autorización sin la cual no se puede trasladar la portada románica al Monasterio de San Juan

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El área de Patrimonio del Ayuntamiento de Burgos se ha hartado de esperar una respuesta de la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural a sus de autorización para trasladar el arco de Cerezo de Río Tirón del Parque de La Isla al Monasterio de San Juan. Por ese motivo, Ana Bernabé ha dado orden de licitar el proyecto de traslado, por un importe de 130.000 euros, si bien su adjudicación quedará supeditada a conseguir dicha autorización. Y es que si bien el Consistorio tiene cedido el uso del monasterio, el edificio patrimonial es propiedad del Ministerio de Cultura, y la instalación de la portada románica debe tener el visto bueno del órgano gubernamental.

La portavoz del Equipo de Gobierno, Carolina Blasco, ha recordado esta mañana que su compañera Bernabé «está en permanente contacto» con la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural. De hecho, durante más de un año ha estado remitiendo escritos y propiciando encuentros para presentar el proyecto de traslado del arco y solicitar la autorización. Sin embargo, la concejal de Patrimonio no ha tenido suerte y Bellas Artes continúa sin dar respuesta a sus peticiones. Así las cosas, y visto que la partida consignada en el presupuesto de 2017 para el traslado podía perderse, se ha decidido sacar a concurso la intervención.

El arco presenta daños por humedad y suciedad, pero también un deterioro fruto de la restauración inadecuada de 2011

El traslado incluye desmontaje de las piezas que componen la portada románica, con limpieza y recuperación, para eliminar morteros y restos de cemento así como los daños ocasionados por la humedad y la suciedad acumulada a lo largo de los años. El arco presenta daños habituales pero también otras lesiones derivadas del tratamiento inadecuado que se realizó en 2011. Además, se han detectado morteros y rejuntados muy invasivos y perjudiciales para la piedra.

Una vez limpios los elementos originales, y acometida una mínima restauración para protección futura de los mismos, se procederá a su montaje en el Monasterio de San Juan. La portada se ubicaría en la esquina noroeste de la iglesia, en una intervención arqueológicamente respetuosa con el propio monasterio. Además, en el Parque de La Isla se retirará la estructura actual sobre la que está anclado el arco y los elementos de iluminación.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos