El PCAS pide al equipo de Gobierno que no «privatice» El Plantío

Estadio municipal El Plantío/GIT
Estadio municipal El Plantío / GIT

Los castellanistas critican el cambio de opinión del PSOE, que antes de ocupar la Alcaldía, estaba a favor de que otro club como el Real Burgos utilizara también la instalación municipal

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

El Partido Castellano considera que ceder el estadio municipal El Plantío para los próximos 30 años, que podrían llegar a ser 50, es «privatizarlo» y algo «descabellado» por tratarse de un acuerdo con un inversor que solo lleva tres meses en la ciudad. Los castellanistas creen que otorgar el uso privativo de El Plantío al Burgos CF a lo largo de un máximo de medio siglo es una «cesión casi a perpetuidad».

La inversión a la que se compromete el propietario del Burgos CF, Antonio Caselli, que asciende a cinco millones de euros para los próximos 30 años hay que analizarla con perspectiva, según ha explicado Domingo Hernández, presidente provincial del PCAS-TC. Esa cantidad, dividida en anualidades, equivale a 165.000 euros año. Además, el grueso de la inversión, 3,1 millones de euros, serían aportados entre los años 2031 y 2049, un periodo demasiado lejano y en el que esa cantidad estará devaluada con respecto a la actualidad, según el PCAS.

Por otro lado, Hernández tiene en cuenta la posibilidad de que clubes como el Burgos Promesas, «que ha hecho un proyecto muy serio», pudiera ascender a Segunda B y coincidir en la categoría con el Burgos CF. En este sentido, los castellanistas creen que el estadio debe de ser público y estar al servicio de los clubes de la ciudad. Por eso piden «calma y cautela» a la hora de firmar un contrato de cesión que iría en beneficio de un particular y no del interés común, aseguran.

El PCAS cree que lo más adecuado sería una cesión por un máximo de cinco años

A juicio de la formación, una cesión por cinco años sería mucho más apropiada, pues permitiría evaluar el grado de cumplimiento del convenio por parte del club beneficiario. Por eso piden al PSOE que sea «transparente» y no cambie de opinión ahora que ocupa la Alcaldía del Ayuntamiento de Burgos, cuando en la oposición estaban en contra de la concesión prolongada de la instalación y a favor de que pudiera ser utilizada por el Real Burgos. Los rojipardillos fueron uno de los dos clubes, además del Bupolsa, que solicitaron jugar sus partidos en la instalación municipal.

Finalmente, Hernández ha puesto sobre la mesa las vías de ingresos que perderá el Ayuntamiento al otorgar la concesión, como son los locales de los bajos, el alquiler de La Corrala o la publicidad exterior de una instalación en la que según él el Ayuntamiento acaba de invertir casi diez millones de euros.