La Plataforma N-I aplaude la bonificación pero sin olvidar la solución «definitiva»

La Plataforma N-I aplaude la bonificación pero sin olvidar la solución «definitiva»

El colectivo vecinal recuerda que la medida, cuando se aplique, deberá ser provisional pues la AP-1 tiene que ser libre y gratuita el 1 de diciembre de 2018

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La Plataforma de Vecinos Afectados por la N-I estaba esperando el acuerdo entre la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Fomento para desviar obligatoriamente el tráfico de camiones a la AP-1, con la correspondientE bonificación del peaje. Y aplauden la medida, pero como algo provisional, pues la «solución definitiva» es la liberalización de la autopista de peaje, ha recordado el presidente, Rafael Solaguren.

En el momento en el que se aplique el desvío, los vecinos «van a vivir mejor», si bien Solaguren reconoce que no saben cuándo se aplicará. Desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente han apuntado que el acuerdo se hará efectivo cuando se firme un convenio a tres bandas, con el Ministerio de Fomento y Europistas, pues ambas administraciones compensarán a la empresa concesionaria de las pérdidas derivadas de la bonificación del 75 por ciento del peaje.

Solaguren ha insistido en que, por el bien del sector del transporte, la bonificación debería haber sido del 100 por cien, algo que también ha exigido la diputada nacional del PSOE Esther Peña. Estas mañana, la burgalesa ha asegurado que «no van a aceptar otra cosa que no sea la bonificación total». Y es que los socialistas temen que el Gobierno tome alguna decisión que suponga no acabar con la concesión de la AP-1 el próximo año, si no prorrogándola intentanto un nuevo contrato.

Manifestación el 1 de diciembre

Es lo mismo que «sospechan» los vecinos, que también dudan de que la bonificación sea una «simple maniobra» para contentarles. La solución «definitiva» sigue siendo la liberalización, y la Plataforma seguirá peleando. De hecho, el 1 de diciembre tienen intención de salir en manifestación para recordar a Fomento que, en un año, la AP-1 debe ser libre y gratuita para todos.

Por otra parte, Rafael Solaguren recuerda que el desvío obligatorio de camiones «traslada» el problema de la N-1 a otros sectores. En concreto, a los transportistas, que tendrán que pagar obligatoriamente un peaje, y a la hostelería, que perderá el negocio derivado del transporte pesado. «No es justo», ha apuntado Solaguren, de ahí que el presidente recuerde que la liberalización de la AP-1 es «bueno para todos» y no solo para los vecinos.

Fotos

Vídeos