Policía Local ayudará a la UBU a luchar contra los botellones y las novatadas

El Campus quedó así tras las novatadas/BC
El Campus quedó así tras las novatadas / BC

El Ayuntamiento y Policía Local se han reunido con responsables de la UBU tras la petición de ayuda realizada por el rector

PATRICIA CARRO

El Ayuntamiento de Burgos y Policía Local han ofrecido su colaboración a la Universidad de Burgos para la elaboración de los planes de autoprotección y seguridad ante la celebración de fiestas universitarias, para poner coto a los botellones. También, en la obtención de los permisos correspondientes por parte de los estudiantes que organicen estas fiestas. Del mismo modo, el Consistorio y la UBU se comprometen a adoptar las medidas necesarias para evitar las novatadas, con iniciativas concretas de prevención de cara al curso 2018-2019.

Se requiere de un plan de ocio alternativo y de formación en salud para los jóvenes

El rector de la UBU, Manuel Pérez Mateos, ha mantenido esta mañana una reunión con la teniente de alcalde Ana Bernabé y la concejal de Seguridad Ciudadana, Gema Conde. En la misma han estado también presentes los vicerrectores de Cultura, Deporte y Relaciones Institucionales, René Payo, y de Planificación, Servicios y Sostenibilidad, Manuel Manso, por parte de la UBU. Y el intendente Jefe de la Policía Municipal, Fernando Sedano, el Mayor Jefe Operativo, Félix Ángel García y técnicos de Protección Civil y de Licencias del Ayuntamiento.

El encuentro se ha programado tras la solicitud de ayuda manifestada por la Universidad de Burgos ante el problema del botellón en el campus universitario, la organización de fiestas y las novatadas al principio del curso académico. Se trata de evitar que el campus se convierta en un espacio de botellón, frenando situaciones “que ponen en riesgo la salud y atentan contra el orden público”, diferenciándolas de las fiestas universitarias. Es que estas fiestas se celebran dos veces por semestre pero están autorizadas por la UBU, siempre que las organicen los alumnos siguiendo una serie de condiciones.

Entre ellas se encuentra la obtención de las oportunas licencias municipales, la inclusión de actividades culturales, que cuenten con protocolos y planes de seguridad, emergencias sanitarias, evacuación y recogida de residuos y que se prohíba el consumo de bebidas alcohólicas que superen la graduación establecida por la legislación vigente en entornos educativos. En este caso, el Ayuntamiento se ha ofrecido a colaborar para facilitar la obtención de los permisos municipales oportunos, siempre que se cumplan las condiciones de la UBU.

Medidas preventivas a futuro

También se ha ofrecido la colaboración y ayuda de los responsables municipales y Policía Local en la elaboración de los planes de autoprotección y seguridad y la obtención de los permisos correspondientes por parte de los estudiantes que organicen las fiestas. Ambas instituciones se han comprometido en adoptar las medidas necesarias para evitar las novatadas, que están “totalmente prohibidas” pues se consideran conductas reprobables, contrarias a la dignidad de los estudiantes y, en algunos casos, penalmente sancionables, ha recordado Pérez Mateos.

Ayuntamiento y UBU volverán a reunirse antes de que finalice el año para establecer medidas concretas de prevención de novatadas de cara al próximo año. De este modo, la Universidad de Burgos ha conseguido el apoyo solicitado al Consistorio a principios de curso, cuando reclamó la presencia de Policía Local para evitar los botellones y las novatadas. Desde el Ayuntamiento, Gema Conde apuntó que, lo lógico, sería cerrar una reunión en la que marcar pautas de colaboración, y no tratar de solucionarlo todo únicamente con presencia policial.

l

a

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos