El proyecto Bebé Miradas de Autismo Burgos, ahora también en la provincia

Imagen de la rueda de prensa/AIA
Imagen de la rueda de prensa / AIA

Las fundaciones de Ibercaja y Cajacírculo colaboran con 5.000 euros con el proyecto de la Asociación Autismo Burgos, para extenderlo por la provincia

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Las fundaciones de Ibercaja y Cajacírculo unen sus fuerzas con la Asociación Autismo Burgos para contribuir al proyecto Bebé Miradas, una iniciativa pionera que apuesta por el diagnóstico precoz del TEA, a través del estudio del seguimiento visual y la detección de señales de alerta en los primeros meses de vida, y que favorece la intervención temprana en bebés y niños pequeños.

Una colaboración que se ha hecho oficial mediante la firma de un convenio por un importe de 5.000 euros, que se invertirán en el proyecto 'Primeras señales de alerta en autismo. Difusión y sensibilización'. De esta forma, se pretende conseguir la sensibilización y formación de diferentes colectivos que, por su contacto con los más pequeños, son parte indispensable en la detección prematura del autismo. Como por ejemplo, profesionales sanitarios, de los centros de Salud de Atención Primaria, educadores de escuelas infantiles, profesores o familias, entre otros.

Detectar cuanto antes el autismo para empezar una intervención temprana, profesional y especializada, es la principal finalidad del Bebé Miradas. «Cada vez hay más datos que demuestran que, si se empieza a trabajar pronto con una persona que tiene señales de autismo, las grandes dificultades que conlleva el autismo se mititgan mucho«, ha explicado la presidenta de Autismo Burgos, Simona Palacios.

El Bebé Miradas ha arrancado en la capital, a través del Hospital Universitario de Burgos, y este año se ha extendido a las escuelas infantiles municipales. Ahora, se difundirá por la provincia. De este modo, Medina de Pomar, Miranda de Ebro, Briviesca, Villadiego, Aranda de Duero y Salas de los Infantes son las localidades escogidas para sumarse al proyecto.

Aquí se reforzarán los servicios propios de la asociación y se trabajará, con profesores, sanitarios y demás agentes sociales, para tratar de conseguir las mismas cuotas de detección y diagnósitco de autismo en bebés que en la capital, garantizando que todos tengan las mismas oportunidades de recibir una atención especializada, con independencia de en qué punto de la provincia residan.

Emilio Domingo, presidente de Fundación Cajacírculo, y Eduardo Hernández, director provincial de Ibercaja en Burgos, se han mostrado encantados de poder colaborar en un proyecto «tan útil». Actualmente, hay 130 bebés que participan en el proyecto Bebés Miradas y el objetivo de la asociación es, no solo ampliar su aplicación a la provincia, sino implantarlo en el resto del país, pues ha demostrado ser una apuesta de éxito.

Nuevo reto

Autismo Burgos atiende a 280 personas con 110 trabajadores. El nuevo reto que se les plantea, tal y como ha reconocido Palacios, es «seguir creciendo con calidad». Por ello, se ampliará la plantilla para reforzar los núcleos provinciales y continuar con el plan de formación de todos los trabajadores.