PP y PSOE confían en aprobar el nuevo mapa de rutas de autobús urbano en marzo

La actual línea 6 permanecerá prácticamente inalterable. /JAQ
La actual línea 6 permanecerá prácticamente inalterable. / JAQ

Ya está sobre la mesa la propuesta definitiva | Las líneas se reducen a 23 y se mejoran muchas frecuencias | La propuesta definitiva incorpora una línea circular que transitará por la Ronda Interior y el Bulevar

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Poco a poco, el nuevo mapa de la red de autobuses urbanos de Burgos va cogiendo forma. De hecho, tras varias semanas de exposición pública y análisis de las casi 500 propuestas vecinales recibidas sobre el borrador inicial, el equipo de Gobierno y el PSOE, que vienen trabajando de la mano en este aspecto desde hace tiempo, ya tienen sobre la mesa la propuesta definitiva. Ahora, el objetivo pasa por aprobar el nuevo mapa de rutas en el Consejo del Servicio de Movilidad y Transporte (Samyt) este mismo mes de marzo para dejar encarrilada su aprobación definitiva antes de que acabe la presente legislatura a finales de mayo.

Sin embargo, será responsabilidad del futuro gobierno municipal desarrollar el nuevo mapa, ya que la fecha «más lógica» para su implantación es «mediados de julio», cuando la afección puede ser menor. Eso sí, tanto el PSOE como el PP se han comprometido a desarrollar la propuesta en la próxima legislatura. «No hemos llegado hasta aquí para dejarla sobre la mesa», ha subrayado el concejal responsable del Samyt, Jorge Berzosa, que ha presentado el nuevo mapa en compañía del edil socialista Antonio Fernández Santos.

Una de las principales novedades pasa por la creación de una línea circular

Eso sí, la puesta en marcha del nuevo mapa de líneas queda supeditada a la disponibilidad presupuestaria. Ahora mismo no hay partida específica, toda vez que el presupuesto municipal se encuentra prorrogado, por lo que habría que acudir a una modificación de crédito para incorporar la financiación necesaria para implantar el nuevo mapa. En principio, 'populares' y socialistas han calculado que el nuevo mapa supondrá una inversión extraordinaria de 360.000 euros destinados a financiar la contratación de 12 nuevos profesionales para el servicio de Autobuses Urbanos. A mayores, también se deberán financiar trabajos de recolocación de marquesinas y edición de cartelería y publicaciones informativas, aunque este apartado no debería generar muchos gastos a mayores de los contemplados para el mantenimiento actual del servicio.

El 'Búho' se queda de momento como está

Uno de los pocos ámbitos que no entra a modificar la nueva propuesta del mapa de líneas de autobuses urbanos es el servicio 'Búho', que inicialmente se quedará como está. Es decir, que prestará servicio durante el curso escolar en las dos líneas que actualmente mantiene operativas.

A este respecto, tanto Berzosa como Fernández Santos han reconocido que sería bueno prestar el servicio durante todo el año, si bien, desarrollar esta idea exige sentarse a negociar las condiciones de trabajo con los propios conductores.

Sea como fuere, y más allá del cronograma, la propuesta del nuevo mapa de autobuses urbanos es, cuanto menos, ambiciosa y permite «mejorar mucho» el servicio en diferentes aspectos, ha insistido Fernández Santos.

La idea general es sencilla: reducir el número de líneas (que pasarán de las 33 actuales a 23) a cambio de incrementar sensiblemente las frecuencias para prestar mejor servicio. De hecho, se calcula que el nuevo mapa incrementará alrededor de un 10% el número de kilómetros recorridos por los autobuses cada año.

En este sentido, uno de los principales objetivos perseguidos durante la elaboración de la propuesta pasaba por implementar las frecuencias en las zonas periféricas de la ciudad y en algunos de los puntos con mayor tránsito, como es el Hospital Universitario (HUBU) o la Unviersidad (UBU). De hecho, la intención pasa por potenciar el servicio para los alumnos, tanto universitarios como de Primaria y Secundaria, ajustando las ferecuencias a los horarios de entrada y salida de los centros educativos.

Sin propuestas del resto de grupos políticos

Durante las últimas semanas, el Samyt ha recibido «casi 500 propuestas» para mejorar la red de líneas de autobuses urbanos. La mayoría de ellas han llegado por parte de vecinos particulares y de diferentes asociaciones y colectivos. Sin embargo, ni Ciudadanos, ni Podemos ni Imagina Burgos han presentado propuesta alguna.

Así lo ha subrayado Fernández Santos, que ha reivindicado el trabajo del Grupo Socialista en esta materia. «Es una prueba más de que cumplimos con nuestros compromisos para el bien de los burgaleses» más allá de los intereses electorales, ha destacado.

Asimismo, la propuesta se ha complementado con la creación de una línea circular. Para ello, se ha tomado de referencia la actual Línea 22, que une el Bulevar con el Hospital. El recorrido actual se prolongará a través de la ronda interior norte para conectar también la Universidad, cerrando así una línea que circulará en ambos sentidos con frecuencias de una hora en cada dirección.

En total, solo 8 de las actuales líneas sobrevivirán en el nuevo mapa (líneas 1, 2, 6, 10, 13, 15, 20 y 21), aunque en algunos casos con ligeras diferencias. El resto son líneas de nueva creación, planteadas en algunos casos como fusiones de varias de las actuales.

Asimismo, también se ha profundizado en los horarios de los fines de semana, una de las principales quejas ciudadanas a respecto del servicio. En principio, la idea pasa por incrementar frecuencias también los sábados, domingos y festivos respecto a la situación actual.

En definitiva, se trata de una propuesta que «creemos que es muy beneficiosa» para la ciudad, según Berzosa. Un criterio compartido por Fernández Santos, que insiste en que «nadie pierde y muchos ganan» con el nuevo mapa.

Más información