El PSOE insiste en la dimisión si no se libera al Ayuntamiento de la deuda

Daniel de la Rosa, Antonio Fernández Santos y Nuria Barrio/PCR
Daniel de la Rosa, Antonio Fernández Santos y Nuria Barrio / PCR

La formación retrasa la petición hasta febrero de 2019, aceptando los tiempos que marcan los órganos que clasifican al Consorcio de Villalonquéjar

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Sí pero no. El alcalde, Javier Lacalle, parece aceptar las cuatro condiciones impuestas por el PSOE para facilitar la refinanciación de la deuda del Consorcio de Villalonquéjar, pero la respuesta no convence a los socialista. Daniel de la Rosa, su portavoz, insiste en arrancar un compromiso por escrito de disimisión si no se consigue el objetivo principal del acuerdo, liberar al Ayuntamiento de asumir en su totalidad la deuda de 109,8 millones de euros.

El PSOE da por bueno que el alcalde haya aceptado impulsar la modificación inmediata de los estatutos de los consorcios del Desvío y de Villalonquéjar; también negociar la no aplicación de los intereses de demora por los impagos acumulados en 2017; y trabajar para cerrar un acuerdo que permita una nueva revisión en siete años si no se cumple el plan de ventas de terrenos.

Sin embargo, De la Rosa considera que Javier Lacalle «no está dispuesto a aceptar la primera y principal condición», ha afirmado en la carta remitida al alcalde, «lo que haría imposible su apoyo». El portavoz socialista se refiere al compromiso de dimitir si, llegado 2019, no se ha modificado la clasificación del Consorcio de Villalonquéjar y se imputa íntegramente al Ayuntamiento su deuda, y no solo la parte no sostenible (la que no se cubre con la venta de terrenos).

El cambio de clasificación es la única ventaja tangible y, si no se consigue, el acuerdo será un «fracaso»

El PSOE ha insistido en que «la única ventaja tangible» de la reestructuración de la deua es cambiar la clasificación, y si no se consigue «el fracaso del acuerdo sería evidente». Además, Lacalle sería el único responsable, de ahí que los socialistas exigen, no solo que se solicite un cambio de clasificación a la Oficina de Contabilidad del Gobierno y a la Oficina Estadística de la Unión Europea, sino también un compromiso de dimisión.

Si hasta 2019 ambos entes no revisarán el caso del Consorcio de Villalonquéjar, el PSOE traslada el ultimátum de enero a febrero. Y si a fecha de 1 de febrero de 2019 la clasificación no ha cambiado, exigen la dimisión de Lacalle. Que lo acepte y lo firme, y de este modo tendrá el apoyo de los socialista a la refinanciación, han insistido.

« Si está de acuerdo con la inclusión textual de esa condición, en lo que respecta al Grupo Municipal Socialista, puede redactar el acuerdo, incluyendo las cuestiones que acepta en su escrito del día de hoy, para, una vez firmado, poder aprobar la reestructuración de la deuda del Consorcio de Villalonquéjar», se recoge textualmente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos