Lacalle acepta las condiciones del PSOE para refinanciar la deuda de Villalonquéjar

Vista área del Polígono de Villalonquéjar/BurgosConecta
Vista área del Polígono de Villalonquéjar / BurgosConecta

El alcalde considera «razonables y aceptables» las propuestas y suma compromisos adicionales

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Lo iban a estudiar durante el fin de semana y parece que así ha sido. El Equipo de Gobierno del Partido Popular ya ha remitido contestación a la propuesta realizada por el PSOE para facilitar la aprobación del convenio de refinanciación de la deuda del Consorcio de Villalonquéjar. Los socialistas planteaban cuatro condiciones y, a priori, Javier Lacalle parece aceptarlas todas ellas, aunque con algunas matizaciones.

En el escrito enviado al PSOE, y facilitado a los medios de comunicación, el alcalde reconoce que las condiciones planteadas «parecen en general razonables y aceptables». La más importante, la que exigía la dimisión de Lacalle si no se consigue un cambio de clasificación del Consorcio, a fin de que solo compute la deuda no sostenible (la que no se cubre con la venta de terrenos) en la deuda municipal, no depende realmente del Ayuntamiento.

Lacalle ha recordado que la clasificación viene impuesta por la Ofricina de Contabilidad del Gobierno de España y la Oficina Estadística de la Unión Europea, y no la revisarán hasta el primer trimestre de 2019. Por ese motivo, el alcalde solo se compromete a solicitar un cambio de clasificación, «confiando en que se modifiquen los criterios», pues se cumplirían los requisitos.

Más información

«Aunque la decisión de clasificación no es competencia municipal», Javier Lacalle muestra su compromiso «claro» y su «implicación» para conseguir dicho cambio. Y es que el alcalde recuerda que, como en el Consorcio del Desvío, el principal objetivo del acuerdo de reestructuración de la deuda es conseguir que solo compute en la deuda municipal aquella parte que no se podrá cubrir, en teoría, con la venta de terrenos.

Razonables y factibles

Por lo que se refiere al resto de condiciones, el PP considera «razonable» incluir un acuerdo formal público para revisar la refinanciación si, al séptimo año, no se cumple con el plan de ventas. A ello suma otro compromiso para realizar una nueva tasación del valor de los terrenos en 2018.

Igualmente, el Partido Popular está «completamente de acuerdo» con la necesidad de modificar los estatutos de sendos consorcios, y propone iniciar la tramitación tras Reyes, para hacer efectivo el cambio en el primer trimestre de 2018. Además, Lacalle cree que «debiera ser factible» plantear que no se apliquen los intereses de demora por los plazos vencidos este año, y no pagados.

Con todo ello, el PP espera contar con el apoyo del PSOE para sacar adelante la refinanciación de la deuda, que ha sido rechazada en dos ocasiones por el Pleno del Ayuntamiento de Burgos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos