PSOE exige cuatro compromisos «por escrito» a Lacalle para refinanciar Villalonquéjar

Nuria Barrio, Daniel de la Rosa y Antonio Fernández Santos han comparecido esta mañana/PCR
Nuria Barrio, Daniel de la Rosa y Antonio Fernández Santos han comparecido esta mañana / PCR

La formación pone sobre la mesa una propuesta que requiere del compromiso del alcalde para apoyar el convenio de reestructuración

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Cuatro son las condiciones que el Grupo Municipal Socialista impone a Javier Lacalle para conseguir su apoyo en el convenio de refinanciación de la deuda del Consorcio de Villalonquéjar. Cuatro compromisos del alcalde, que deberá asumir por escrito, «elementales y lógicos», y sin los cuales el PSOE «no aprobará la reestructuración». El 'sí' al convenio no es un «cheque en blanco» y exige que Lacalle asuma responsabilidades políticas, ha insistido el concejal Antonio Fernández Santos.

La primera condición se centra en exigir que el alcalde consiga un cambio en la clasificación del Consorcio de Villalonquéjar, actualmente considerado como administración pública, para que solo compute como deuda municipal la deuda no sostenible (aquella que no se puede pagar con la venta de parcelas y que ronda los 30 millones de euros). Ese debe ser el objetivo principal de la reestructuración y, si no se consigue, el acuerdo «no vale de nada», ha afirmado el socialista.

Por ese motivo, la formación quiere que Javier Lacalle se comprometa a dimitir si el 1 de enero de 2019 se imputa la totalidad de la deuda del Consorcio de Villalonquéjar al Ayuntamiento, una vez pase el plazo de dos años de carencia, pues supondrá que no se ha conseguido un cambio de clasificación. El PSOE reclama el mismo acuerdo que en el Consorcio del Desvío, que permitió ese cambio en la clasificación, de modo que a las arcas públicas solo se les imputa la deuda no sostenible.

Compromisos con los bancos

La propuesta del PSOE, factible a su juicio, pasa también por conseguir una modificación el convenio para la reestructuración de la deuda de modo que se pueda abrir una nueva negociación si al séptimo año el plan de ventas de las parcelas no se puede cumplir. La concejal Nuria Barrio ha recordado que ese plan de ventas sustenta los pagos de la deuda sostenible, 78 millones, pero si las previsiones no se cumplen, se debería volver a renegociar el pago de la deuda.

Más información

Las dos últimas condiciones son que no se apliquen intereses de demora por los impagos acumulados en 2017 y que el alcalde se comprometa a iniciar de manera inmediata una modificación de los estatutos del Consorcio de Villalonquéjar, también del Consorcio del Desvío, para adaptarlos a la legalidad.

Solo si estos compromisos se asumen por escrito, con la firma de Javier Lacalle, el PSOE estaría dispuesto a aprobar el convenio para la reestructuración de la deuda. Es un «ejercicio de responsabilidad política», ha afirmado el portavoz, Daniel de la Rosa, pues los ciudadanos «no tienen la culpa de tener un alcalde tan nefasto, incapaz de encontrar una solución».

Responsabilidad política

La propuesta planteada por el PSOE llega un día después de que Javier Lacalle remitiese un segundo escrito de contestación a las tres preguntas realizadas por los socialistas semanas atrás. Deja claro, a juicio del PSOE, que no promoverá la disolución del Consorcio y que «no piensa volver a cometer el error de negociar con Ciudadanos».

Sin embargo, los socialistas critican la falta de «autocrítica» y de asunción de responsabilidades políticas por la situación actual del Consorcio de Villalonquéjar. Aun así, «a pesar de la asuencia total de responsabilidad política», el PSOE está dispuesto a posibilitar la refinanciación de la deuda, ha insistido De la Rosa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos