El Ayuntamiento autorizará una a una las casetas, única opción «viable» para salvar la Feria de Tapas

La celebración de la Feria de Tapas continúa envuelta en polémica/IAC
La celebración de la Feria de Tapas continúa envuelta en polémica / IAC

Un grupo de 16 hosteleros ha solicitado la instalación de 19 casetas, por las que pagarán ocupación de vía pública, lo que convierte la feria en un evento gastronómico libre

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La única opción «viable» para contar con una Feria de Tapas 'al uso' en las Fiestas de San Pedro y San Padro es que los hosteleros asuman la organización y, si no lo hace la federación, cada uno de los establecimientos interesados en instalar caseta deberá solicitar la correspondiente autorización por ocupación de la vía pública. Y el Instituto Municipal de Cultura y Turismo (IMC) la resolverá, una vez se compruebe que cumplen todos los requisitos exigidos para la ocasión.

Así lo ha asegurado esta mañana el concejal de Festejos, José Antonio Antón, tras las reuniones, ordinaria y extraordinaria, del consejo del IMC. El Equipo de Gobierno ha dado cuenta de su propuesta, negociada con los hosteleros, para salvar la Feria de Tapas; una propuesta «legítima», cuya ejecución solo depende de criterios técnicos y la correspondiente autorización de la Presidencia del IMC, pues no tendría que pasar por el consejo ni contar con el visto bueno de la oposición.

Más información

Antón ha explicado que, tras plantearse a finales de mayo que fuera la Federación de Empresarios de Hostelería la que se encargase de organizar la feria, ha estado negociando con los hosteleros. Y ahora un grupo de 16, con experiencia, ha solicitado autorización para instalar 19 casetas. Son solicitudes individuales pero existe una cierta coordinación y, de hecho, los hosteleros están dispuestos a organizar un concurso de tapas, similar al que ha acompañado a la feria desde sus inicios.

Eso sí, los hosteleros tendrán que asumir en solitario la gestión de la feria, en cuestiones de seguridad, suministros, electricidad..., contando con el apoyo habitual que el Ayuntamiento pueda prestar a cualquier iniciativa que se instala en la calle. Además, «es un procedimiento totalmente abierto», así que podrán sumarse otros hosteleros, siempre y cuando cumplan con los requisitios que se exigen para la ocupación de la vía pública.

«Yo no veo ningún problema», ha afirmado Antón, tras insistir en que la única opción para salvar la feria es dar soporte jurídico a la instalación de las casetas a través de la ocupación de la vía pública. Los hosteleros tendrán que pagar la correspondiente tasas, unos 400 euros por los díez días de feria, pero no se podrán poner exigencias como un precio máximo por tapa o el uso de vajilla biodegradable.

José Antonio Antón reconoce que «puede haber cierto agravio comparativo» con las gastronetas que se inscribieron a través de la convocatoria oficial de la Feria de Tapas. Y es que a ellas se les exige, no solo el pago de la tasa, sino también una programación cultural complementaria que, a fecha de hoy, todavía no han presentado. «Las bases están en vigor» y hay que cumplirlas, apunta el concejal, lo que no quiere decir que las gastronetas no puedan renunciar expresamente a la inscripción realizada y cambiarse a la solicitud de ocupación de la vía pública.

«Desleales»

Por otra parte, el concejal de Festejos ha acusado al PSOE de «deslealtad» política, afirmando que si se ha llegado a esta situación extrema es por «culpa» de los socialistas. Fue la formación la que «exigió» la incorporación de tres requisitos en las bases de 2018, saltándose el acuerdo con los hosteleros y pese a que se sabía que esas exigencias podían causar que la Feria de Tapas quedase desierta, ha lamentado José Antonio Antón.

Ahora, el PSOE ha planteado una propuesta que es «inviable», pues ya no hay margen para cambiar las bases y abrir una nueva convocatoria. Igualmente, Antón no entiende la propuesta de subvencionar el 40% de la programación musical en las plazas de la feria, sin establecer límite alguno. De ahí que la alternativa de los socialistas se haya debatido en el IMC, pero sin someterse a votación.

Antón le pide al PSOE que «deje de poner palos en las ruedas y tenga lealtad», pues ha estado «jugando» con la Feria de Tapas, creando un problema para luego resolverlo y «ponerse la medalla». El concejal ha explicado que, desde el IMC, se está solicitando a los hosteleros la documentación necesaria para conceder las autorizaciones. Si no hay más obstáculos, las casetas se instalarían en el Paseo Sierra de Atapuerca y las plazas España, Libertad y Santo Domingo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos