Una Cabalgata terroríficamente divertida

La carroza 'La familia Adams' de la peña Antonio José se alza con el primer premio del concurso de una Cabalgata que vuelve a reunir a miles de burgaleses en la calle Vitoria

La carroza de la familia Adams se llevó el primer premio del concurso. / GIT
Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El día amanecía algo fresco, pero el sol parecía imponerse poco a poco sobre el manto de nubes que arreciaban amenazantes sobre el cielo. Sin embargo, última hora de la mañana llegaban las tinieblas. Unas tinieblas, eso sí, tremendamente divertidas y enmarcadas en un ambiente festivo difícilmente comparable.

Era la familia Adams, que animaba a los burgaleses apostados a ambas orillas de la calle Vitoria desde la carroza con la que la peña Antonio José se había alzado con el primer premio del concurso de carrozas de la Cabalgata de San Pedro y San Pablo de este año. Una Cabalgata que volvía a recorrer la principal arteria de la ciudad para animar la mañana del domingo.

A algunos se les puede hacer duro, sobre todo después de la paliza festiva del sábado, pero hay que cumplir con la tradición. A las 11:30 partía la comitiva desde Gamonal con destino a la Plaza del Cid. No era hasta 45 minutos después cuando la cabecera de la Cabalgata, con la Corte Real a bordo de los tradicionales coches antiguos, alcanzaba el espacio central del recorrido, donde ya esperaban las reinas de las peñas y los representantes municipales.

Y tras la Corte, todos los demás. Peñas, agrupaciones folcóricas, colectivos culturales y asociaciones de diversa índole paseando, bailando, cantando e instando a los miles de burgaleses que formaban parte del público a participar de la fiesta. Mención especial se merecen, entre otros, la Federación de Castilla y León de afectados por Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) o el colectivo Dona Médula, cuya participación en el desfile arrancó un emitivo aplauso por parte del respetable.

Así lo hicieron también todas las peñas de la ciudad, desde las más numerosas, como los Gamones o Aramburu Boscos, hasta las más minoritarias. Y es que, la clave no está en la cantidad o en la edad, sino en el espíritu festivo. Y de eso, a orillas del Arlanzón, hay a raudales. Charangas, bailes tradicionales, trajes folclóricos -no solo castellanos-, confeti y pañuelos al aire. Y mucho cachondeo, por cierto.

Un concurso muy competido

Pero sin duda, el protagonismo volvió a recaer sobre las carrozas. En esta ocasión eran siete las creaciones presentadas a concurso. Diferentes temáticas y técnicas de elaboración, pero todas ellas con un componente común: el esfuerzo y dedicación de agrupaciones y peñas.

Y en esa terna, el gato al agua se lo llevó este año la peña Antonio José, con su carroza sobre la terroríficamente divertida familia Adams, una creación por la que fueron merecedores de un premio en metálico de 7.500 euros.

En segundo lugar quedó la peña Colón, con su carroza 'Lola, la ballena divertida' (6.500 euros de premio), mientras que el tercer premio recayó la peña Real y Antigua de Gamonal, con su 'Fantasía de princesas' (5.500 euros'. El jurado también concedió este año una mención especial a la carroza 'Star Wars: que la fiesta te acompañe' de la peña Chamarileros (4.500 euros). El resto de participantes (asociación SiO2, Centro Cultural Mexicano y Jóvenes de Gamonal) hubieron de conformarse con el premio de consolación (2.500 euros), concedido por su esfuerzo por mantener viva la tradición.

Especial importancia ha tenido el deporte en esta Cabalgata gracias a la carroza creada por la peña 'El Crucero'. A pesar de estar protagonizada por los equipos más importantes de la ciudad, el San Pablo Burgos y UBU Colina Clinic, en la sombra ha habido un tercer deporte protagonista, el fútbol. Numerosos peñistas han incluido como complemento de su 'outfit' la bandera de España mostrando su apoyo a la Selección Española de Fútbol que se jugaría el pase a cuartos del Mundial unas horas más tarde.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos