Suárez-Quiñones «estudiará» la petición de Kronospan de abrir un ramal ferroviario a Villafría

Suárez-Quiñones ha visitado la planta burgalesa/Santi Otero/EFE
Suárez-Quiñones ha visitado la planta burgalesa / Santi Otero/EFE

El consejero de Fomento y Medio Ambiente recuerda que los proyectos de expansión de cualquier empresa deben afrontarse con recursos propios

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La Junta de Castilla y León «estudiará» la petición de ayuda realizada por Kronospan, empresa líder en la fabricación de tableros de madera, para la apertura de un ramal ferroviario que conecte la factoría de Castañares con el Puerto Seco de Villafría. El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha asegurado ser conocedor del proyecto de expansión diseñado por la multinacional, con una previsión de inversión de 100 millones de euros, pero cuyo desarrollo supedita a la creación de dicha infraestructura ferroviaria.

Suárez-Quiñones ha recordado que «cuando un grupo tiende a expandirse tiene que pensar hacerlo con sus propios medios», con sus propios recursos económicos y financieros. No obstante, la administración también debe estar atenta a la ayuda que se le pueda prestar, dentro de sus capacidades. Así, ante la petición realizada por Kronospan, la Junta de Castilla y León está dispuesta a «estudiarla», si bien tendrá que ser la multinacional la que determine las inversiones a acometer, el cuándo y cómo.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha realizado una visita a la factoría de Castañares, destacando el papel de Kronospan como «el primer grupo de fabricación de tableros en el mundo». La firma ha realizado recientemente inversiones por valor de 130 millones de euros, en sus factorías de Burgos y Salas de los Infantes, lo que demuestra su compromiso con Castilla y León, ha insistido. «Es un gigante del tablero», que emplea directamente a 421 personas, y genera más de 2.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

Gestión sostenible

Gracias a Kronospan la capacidad de Castilla y León para movilizar madera ha crecido de manera destacada durante los últimos años. Así, en 2010 se producían 1,3 millones de metros cúbicos de madera, mientras que ahora se supera la cifra de los 3 millones. Por ese motivo, proyectos como los de Kronospan marcan un nuevo reto a la Junta de Castilla y León, ha apuntado Suárez-Quiñones. Y no es otro que tener la capacidad de fomentar la puesta en el mercado de madera para su conversión, desde una gestión sostenible de los montes.

Precisamente, el consejero de Fomento y Medio Ambiente ha recordado que Castilla y León es la comunidad autónoma que más madera certifica bajo el sistema PEFC, de gestión sostenible, y se trabaja en dos proyectos piloto para evaluar la gestión de los montes de titularidad pública regional, bajo el sistema FSC. Uno de los piloto estará en Burgos y, según las previsiones del consejero, estará en marcha en las próximas semanas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos