La Isabel I acusa a la Agencia de Calidad de persecución tras ser retirado uno de sus másteres

La Isabel I denuncia una «persecución» desde su creación. /APM
La Isabel I denuncia una «persecución» desde su creación. / APM

El Consejo de Universidades, siguiendo un informe de la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario, ha cancelado una de las formaciones de este centro educativo

AYTHAMI PÉREZBURGOS

El Consejo de Universidades ha cancelado un máster online en formación del Profesorado que impartía la Universidad Isabel I de Castilla, que ha recurrido en la Audiencia Nacional esta resolución, tomada en base a un informe de la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Castilla y León (Acsucyl) en el que se denunciaba tanto el exceso del número de alumnos como la ratio, calidad y cualificación del profesorado.

Alberto Gómez Barahona, rector de la universidad, relaciona esta decisión y la publicación de información al respecto con «una persecución» a la que considera que la universidad está siendo sometida «por parte de esta agencia». Gómez Barahona matiza que «el Consejo de Universidades no ha renovado la verificación del máster pero no lo ha cerrado. Hasta tal punto esto no es así que este año se sigue impartiendo la formación para aquellos alumnos que tienen asignaturas pendientes». El máster al que «no se ha concedido autorización de verificación» es el de Formación del Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas.

Durante este curso, unos 100 alumnos siguen cursando asignaturas de este máster que no concluyeron el curso pasado. Pero, como apunta un aviso en la página web de la Isabel I, «ante la demora, no imputable a la universidad, en la obtención de una resolución definitiva en el proceso de renovación del máster, la Universidad Isabel I ha decidido no impartir dicho Máster en el Curso Académico 2018-2019 por razones de prudencia y para evitar cualquier perjuicio a alumnos que estuvieran pendientes de su impartición». Vamos, que se continúa impartiendo para los antiguos alumnos, pero no acepta nuevas matrículas durante este curso.

El PSOE pedirá explicaciones a Rey por el cierre del máster

El Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León ha registrado esta mañana la petición de comparecencia del consejero de Educación, Fernando Rey, tras la aparición de noticias acerca del cierre de un máster por parte del Gobierno de España que impartía la Universidad Isabel I de Castilla, con sede en Burgos.

Según las informaciones publicadas en prensa, el Gobierno, a través del Consejo de Universidades, ordenó la clausura de un máster online al multiplicar por once el número de alumnos permitidos.

El portavoz de Educación del GPS, Fernando Pablos, expresa su deseo de que el consejero atienda la petición de comparecencia, «y no como lo ha hecho últimamente respecto a las oposiciones o el Programa Releo».

Pablos también recuerda que el PSOE se opuso a la creación de esta universidad dado el desequilibrio que se estaba generando en el sistema de universidades públicas y privadas.

El portavoz socialista critica las «facilidades» del PP para poner en macha titulaciones online de universidades privadas frente a las «dificultades» que tienen las instituciones públicas para lo mismo

Paralelamente, y ante la «persecución» a la que Gómez Barahona insiste que está siendo sometida la Isabel I, se ha decidido recurrir la decisión ante la Audiencia Nacional, algo que, por cierto, no es nuevo. Y es que, no es la primera vez que la Isabel I recurre resoluciones de la Acsucyl. «Hasta en cuatro ocasiones hemos tenido que llegar a la Audiencia Nacional. En todas las ocasiones, se nos ha dado la razón y se han revocado las resoluciones del Consejo de Universidades, que se basaban en los informes de esta agencia», ha sentenciado Gómez Barahona.

La persecución que la Isabel I denuncia por parte de la Acsucyl se remonta a años atrás. El rector de la universidad asegura que en los cinco años que lleva funcionando la institución educativa no ha conseguido que la presidenta de la Comisión de Titulaciones le reciba, a pesar de que es «su obligación legal» y de haberlo solicitado «en muchas ocasiones». Gómez Barahona también cree que detrás de la información publicada en El País sobre su máster se esconde la venganza. El pasado 11 de septiembre, la Isabel I recusó ante la Consejería de Educación a la Acsucyl, aludiendo que vulneraba el derecho a la autonomía universitaria y que los últimos cuatro títulos presentados a verificación no habían sido verificados. La universidad pedía que esta agencia se abstuviera de conocer sus asuntos por su escasa imparcialidad.

«Los datos no son ciertos»

Sea como fuere, «los contenidos que alegan para ese falso cierre no son ciertos», apunta Gómez Barahona. Según el rector, en el dato del número de alumnos, en el Registro de Universidades, Centros y Títulos se afirma que puede matricular a 110 personas pero la universidad llegó a inscribir a 1.227 el pasado año. Sin embargo, insiste, «se confunden estimaciones con las autorizaciones. Cuando presentamos la memoria en el año 2012 hicimos una estimación de alumnos. Después, todos los años a la Consejería de Educación le hemos dicho las plazas que ofertamos y las cubiertas y hemos funcionado sin problema».

Respecto al ratio de profesores por alumno, el rector apunta que tenían un profesor por cada 20 alumnos cuando la ley permite un profesor por cada 50 o 100 alumnos, en función de la materia. El informe también hace referencia a la calidad del profesorado, algo que el rector considera «tremendamente grave», toda vez que no se especifica «quién no tiene esa calidad». «También alegan que no tenemos medios materiales pero ayer presentamos nuestro edificio de I+D+i y no vino nadie de la Acsucyl a examinarlo», ha destacado.

Marcos defiende el buen funcionamiento de la Acsucyl

La portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha valorado hoy el «buen funcionamiento» de la agencia de evaluación educativa de la Comunidad (Acsucyl), que «ha detectado» que un máster de la Universidad Isabel I de Castilla no cumplía con los estándares de calidad y ha aconsejado su cierre al Consejo de Universidades.

Marcos ha explicado, en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que no es que el Ejecutivo central haya decidido el cierre del máster sino que ha sido la agencia de evaluación de la Comunidad la que ha detectado el problema y lo ha elevado al Consejo de Universidades, «que le ha dado la razón».

La agencia de evaluación educativa de Castilla y León es «independiente» y se encarga de la evaluación y acreditación del sistema, ha recordado la portavoz de la Junta.

Según el rector de la Isabel I, «la agencia filtra esa información para desacreditarnos. Desde que nacimos se creó un lobby para que no surgiéramos. Somos la única universidad de España que ha necesitado dos leyes de aprobación y tras conseguirla estuvimos un año sin poder ejercer actividad».

Gómez Barahona también denuncia un trato discriminatorio con respecto a otras universidades. El rector apunta que a la Isabel I se le han exigido todo tipo de pruebas para los exámenes. «Hacemos exámenes presenciales en todas las comunidades. Esta agencia ha concedido títulos online a universidades que no hace exámenes. Hay otros a los que no se les pide ni examinar».

 

Fotos

Vídeos