Los vecinos de Villalonquéjar pagarán el IBI de las parcelas no construidas como rústicas

Obras de renovación del anillo del barrio/IAC
Obras de renovación del anillo del barrio / IAC

Los 105.000 metros cuadrados que fueron catalogados como suelo urbano no consolidado volverán a ser rústicos y reducirán sustancialmente su impuesto de IBI

ISMAEL DEL ÁLAMO y PATRICIA CARROBurgos

El Ayuntamiento de Burgos cambiará la clasificación de un total de 105.000 metros cuadrados situados en el entorno del barrio de Villalonquéjar, después de que el 95% de los propietarios de esas parcelas hayan solicitado formalmente que vuelvan a ser consideradas rústicas. Prácticamente la totalidad de una treintena de propietarios han suscrito esta petición con el objetivo de no seguir pagan el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) como suelo urbano no consolidado -que tributa mucho más- y pasar a hacerlo como rústico, dado que durante décadas no ha habido ningún interés en construir en esa zona.

El anterior Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), firmado en 1999, contemplaba que los terrenos del entorno del barrio de Villalonquéjar cambiasen su clasificación de suelo rústico a suelo urbano y en 2009 se aprobó un Plan Especial de Reforma Interior (PERI), que preveía un crecimiento urbanístico de la zona. Sin embargo, la realidad es que no ha habido ningún avance en el entorno, ni tan siquiera señales de que pudiera llegar a darse. Ante esta situación, los vecinos han conseguido ponerse de acuerdo para solicitar formalmente ese cambio de clasificación.

De hecho, se trataba de una antigua y constante demanda de una parte de los propietarios de parcelas situadas en el entorno de Villalonquéjar y esta mañana, el alcalde, Javier Lacalle, durante su visita al barrio, ha explicado que el viernes se registró esta petición. «Creo que se puede atender, pero es algo que tendremos que hablar con el resto de grupos», ha indicado. No obstante, para Lacalle se trata de algo «perfectamente razonable», puesto que en algunos casos hay vecinos que han estado pagando durante todos estos años hasta 2.000 euros por una parcela sin proyección urbanística.

Sin embargo, este cambio, aunque se materializase antes de que acabe el año, como espera Lacalle, no llegaría a tiempo para que el próximo recibo del IBI registre la parcela como rústica, por lo que la reducción no sería perceptible hasta el año 2020.

El punto más delicado

De entre los propietarios, el Ayuntamiento también tiene parte de terreno, aunque no tanto como Hispanagar, empresa próxima que es la que dispone de más metros. Además, es en ese punto donde el cambio de denominación puede traer más problemas, dado que la empresa tenía planificado construir una planta de tratamiento de residuos orgánicos. Los vecinos se oponen de plano a este proyecto y el alcalde considera que los derechos que se otorgaban a la empresa ya han caducado -cuatro años más tarde de la aprobación del PERI-.

En este sentido, Lacalle considera que hay que encontrar un equilibrio, pero ha asegurado: «No creo que vaya a haber ningún problema para llegar a un acuerdo que pueda ser satisfactorio para los vecinos y para la propia empresa».

Un «error» con consecuencias

Mientras, el PSOE llevará al Pleno municipal de este viernes una proposición en la que pedirá expresamente que se anule el plan de especial, un «error» que ha tenido consecuencias para los vecinos de Villalonquéjar. Daniel de la Rosa ha insistido en que el cambio de clasificación de las parcelas respondía a una previsión de desarrollo urbanístico de la zona «prácticamente inviable», pues se planteaba la construcción de 770 viviendas.

Así, los vecinos han estado pagando el IBI y otros impuestos por parcelas de suelo urbano consolidable cuando no hay opción de desarrollo urbanístico, y el portavoz socialista considera que es el momento de dar una solución al barrio, pero también a Hispanagar. Para ello habrá que hablar directamente con la empresa y conseguir algunos compromisos para «paliar» cualquier impacto visual o ambiental de sus proyecto.

Igualmente, el PSOE demanda a Aguas de Burgos que reserven partida presupuestaria para adecentar los entornos del colector. En 2016, el Ayuntamiento y ACUAES inviertiendo en un proyecto de estas características, que luego no se ha mantenido. A juicio de los socialistas tocaría no solo actuar en el colector, sino también en el puente y prepara la senda de la depuradora como una vía verde.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos