Activada la fase de alerta por nevadas en las zonas de la Cordillera Cantábrica y de la Meseta de la provincia de León

Nieve en León. /Ical
Nieve en León. / Ical

La AEMET remite una alerta de nivel Naranja por nevadas de hasta seis centímetros

El Norte
EL NORTEValladolid

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, estableció desde las 11:30 horas de este sábado la activación de la fase de alerta del Protocolo de vialidad invernal, en este caso por nevadas, que puedan afectar a la Red de Carreteras del Estado de la provincia de León, en las zonas de la cordillera Cantábrica y de la Meseta.

La Delegación del Gobierno activa esta fase de alerta de acuerdo con el protocolo de vialidad invernal, que regula las actuaciones de los organismos de la Administración General del Estado (Tráfico, Carreteras, Protección Civil, Aemet…), con el objetivo de asegurar la vialidad en las carreteras de titularidad estatal, y, en su caso, prestar la asistencia adecuada a los ocupantes de vehículos. La AEMET remitió una alerta de nivel naranja por nevadas de hasta seis centímetros en las mencionadas zonas en las próximas horas. Una vez que remita el riesgo, se desactivará la fase de alerta de la Delegación del Gobierno.

Igualmente, el Centro Nacional de Predicción vaticinó, con los datos actuales, una «preocupante» entrada de aire frío que se producirá a partir del martes. Esta masa proviene de latitudes altas con bastante recorrido marítimo, por lo que llegará a la Península con humedad y con inestabilidad. Se espera, por tanto, nevadas «persistentes e intensas» en el norte de la Comunidad a partir de la noche del martes, hasta la madrugada del jueves, y que producirán problemas en las comunicaciones con el norte de España.

Esta masa de aire frío se desplazará hacia el sur ya con menos humedad e inestabilidad. No obstante, en las caras septentrionales de los sistemas Central e Ibérico «se acumulará la nubosidad, disminuirá la visibilidad y se producirán nevadas continuas» que pueden crear problemas en las comunicaciones por Segovia (A-1, A-6, AP-6, AP-61, AP-51), así como en las carreteras de Soria, principalmente la conexión con La Rioja (Puerto Piqueras). Al situarse la vaguada de aire frío en el este de la Península, la autovía menos afectada en su paso por el Sistema Central será la A-66, según el Centro Nacional de Predicción, que recuerda que se realiza con los datos actuales y que la evolución de la atmósfera puede cambiar en los próximos días.

Entre León y Asturias

La nieve caída en las últimas horas ha obligado a cerrar al tráfico de camiones la Autopista del Huerna (AP-66), principal vía de comunicación entre Asturias y León, mientras que los turismos y autobuses deben circular a una velocidad máxima de 60 kilómetros por hora.

Según informa el 112-Asturias, los vehículos pesados tampoco pueden transitar por el puerto de Pajares (N-630) mientras que son necesarias las cadenas por otros siete puertos de montaña de la red regional de carreteras. En concreto, los altos en los que se requiere el uso de cadenas son los de San Isidro, Leitariegos, El Connio, Tarna, Cerredo, Somiedo y Ventana.

Otras incidencias en Castilla y León

También se registran problemas en la provincia de Salamanca en la DSA-180 a la altura de La Hola desde el kilómetro 0 al 9 en ambos sentidos de la circulación. Misma situación, en la DSA-191 a la altura de Candelario donde la vía permanece cortada.

Se encuentra cerrado el puerto de Lunada. La nieve obliga al uso de cadenas para circular en la LE-331 en Puebla de Lillo, en León. Los copos de nieve también han hecho presencia, con nivel verde de circulación, en la AP-6 en Adanero (Ávila); en la A-6 en Combarros (León); en la A-52 en Asturianos (A-52); y en la BU-570 en Espinosa de los Monteros (Burgos).

Consejos

La Delegación del Gobierno aconsejó a los ciudadanos que ante la previsión de nieve, como la que afecta a León, se informen de la situación meteorológica y del estado de las carreteras, extremen las precauciones, revisen el vehículo y atiendan las recomendaciones de Tráfico.

Asimismo, los que vayan a salir de viaje deberían revisar los neumáticos, anticongelante y frenos. Además, hay que tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina y llevar neumáticos de invierno o cadenas. Si es imprescindible viajar por carretera, la Delegación recomienda ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo. Asimismo, es útil llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil.

Las mismas fuentes destacaron que si se está atrapado en la nieve, se aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.

En caso de quedarse aislado y necesitar ayuda, la Delegación traslada al afectado que no intente resolver la situación por sí mismo, trate de informar de este hecho y, salvo que la situación sea insostenible, espere asistencia. «Antes de emprender el viaje, prepárelo e infórmese del estado de circulación de las carreteras y de las condiciones meteorológicas», concluyen.

 

Fotos

Vídeos