Otro altercado obligó a la Policía Local a intervenir en el barrio vallisoletano de Las Viudas en Navidad

Intervención policial en Las Viudas del 25 de diciembre. En la imagen, junto a la hoguera, se encuentra el joven ­buscado (primero por la derecha) por disparar en fin de año. A su lado, el vecino que fue sancionado ese día (tercero por la derecha)./El Norte
Intervención policial en Las Viudas del 25 de diciembre. En la imagen, junto a la hoguera, se encuentra el joven ­buscado (primero por la derecha) por disparar en fin de año. A su lado, el vecino que fue sancionado ese día (tercero por la derecha). / El Norte

Los agentes multaron con 2.100 euros a un allegado del autor de los disparos del día 31 por quemar colchones y faltarles al respeto

J. SANZ

Los incidentes registrados en la barriada de Las Viudas durante las celebraciones de fin de año no fueron aislados. Los agentes de la Policía Local ya tuvieron que intervenir días antes, a primera hora de la mañana del día de Navidad, a raíz de un aviso por un incendio provocado en una pila de colchones en la plazoleta de la calle Tajo, en el corazón de este núcleo de Delicias, el mismo escenario en el que un joven y su padre efectuaron varios disparos con una escopeta recortada durante la Nochevieja. Fue una situación similar a la ocurrida también allí el 30 de noviembre, si bien ese día fueron los policías nacionales los que sancionaron a tres vecinos con multas de entre 100 y 1.500 euros por falta de respeto y desobediencia por hostigarles y negarse a identificarse o a bajar la música de una casa. Cinco días antes, el 25 a las 8:00 horas, fue otro vecino el que se llevó dos sanciones por causar el incendio en los colchones –una infracción muy grave de la ordenanza de protección de la convivencia castigada con 1.500 euros– y faltar al respeto a los funcionarios –una infracción leve de la Ley de Seguridad Ciudadana que conlleva una sanción de hasta 600 euros–, según confirmaron este jueves fuentes ­policiales.

Noticias relacionadas

Lo singular de la intervención del día de Navidad es que en el grupo que se encontraba junto a la hoguera cuando llegaron los agentes estaba el mismo joven que ha estado en busca y captura por los disparos de fin de año. Esa mañana no fue sancionado. «Aquel día acudimos por el incendio, que tuvo que ser sofocado por una dotación de Bomberos, y enseguida comenzaron los problemas al poner un grupo de vecinos la música a tope cuando estábamos en la plaza simplemente para provocarnos», explican fuentes policiales antes de incidir en que esta situación es «habitual por parte de los miembros de un mismo clan con el fin de provocarnos para que intervengamos e incitar después a los vecinos a venir contra los agentes».

Los agentes de la Unidad de Intervención Policial establecieron este jueves un control en el corazón de Las Viudas, donde se registraron los incidentes de los días 25, 30 y 31.
Los agentes de la Unidad de Intervención Policial establecieron este jueves un control en el corazón de Las Viudas, donde se registraron los incidentes de los días 25, 30 y 31. / El Norte

El incidente se saldó aquella mañana con dos sanciones a un hombre y sin encontronazos entre residentes y agentes. Esto último sí ocurrió en la madrugada del 30 de diciembre, cuando una patrulla de la Policía Nacional llegó a pedir refuerzos a la Local –envió dos unidades– y «un grupo de vecinos se dirigieron en actitud hostil hacia los agentes que trataban de identificar al propietario del bajo de la plaza de Jaramiel que tenía la música puesta a todo volumen», según confirmaron el pasado martes la ­delegada del Gobierno, Virginia Barcones, y el jefe superior de Policía, Jorge Zurita.

Molestos con Puente y Vélez

«El incidente existió y, aunque puede que se exagerara el número de personas por parte del sindicato que denunció los hechos (SPPM) –cuantificó en 200 el número de vecinos hostiles–, lo cierto es que sí hubo tal hostigamiento», apuntan las fuentes consultadas antes de aclarar que si lo ocurrido no quedó reflejado por escrito fue «por que la intervención fue de la Policía Nacional». Los agentes, en este sentido, se muestran molestos por el anuncio del concejal Luis Vélez y del alcalde, Óscar Puente, de que van a abrir una investigación interna para esclarecer lo ocurrido y la publicación de un vídeo de los disparos de fin de año en Las Viudas por parte del mismo Sindicato ­Profesional de la Policía Municipal.

«Aquí no se trata de hacer cazas de brujas sino de buscar soluciones», apuntan los agentes consultados, quienes quieren claro que «la situación en Las Viudas es grave, aunque tampoco hay que sacarlo de quicio». Y es que, a su juicio, «se trata de un barrio humilde en el que la ­mayoría de los problemas los causan ­siempre los integrantes de un mismo clan».

Ciudadanos pidió la comparecencia de la jefa de la Policía Local, Julia González, para analizar la situación en una comisión ­extraordinaria.