Valladolid, entre las quince ciudades mejor valoradas por su limpieza

Un operario de la limpieza, en pleno trabajo./Antonio Quintero
Un operario de la limpieza, en pleno trabajo. / Antonio Quintero

La retirada de carteles y la eliminación de pintadas son las principales cuentas pendientes del Ayuntamiento, según un informe de la OCU

Eva Esteban
EVA ESTEBANValladolid

Valladolid es una ciudad sucia, pero lo es menos que hace cuatro años. Así al menos lo refleja un informe que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha elaborado con el objetivo de determinar la calidad de la limpieza urbana en las principales zonas del país. En un ranking constituido por 60 ciudades, la capital vallisoletana ocupa el puesto número quince, únicamente superada en la comunidad por Burgos, Segovia, Soria y Salamanca. Por su parte, Oviedo y Bilbao, primera y segunda, son, una vez más, las más limpias de España. El podio lo completa Vigo, que escala dos posiciones con respecto al último estudio.

Noticias relacionadas

León y Ávila representan la otra cara de la moneda en la región. Si bien la primera roza el aprobado con una valoración de 49 puntos sobre 100, la segunda experimenta un retroceso de dieciséis plazas y se encuentra entre las diez ciudades peor valoradas por los encuestados.

Los datos son concluyentes: el nivel de satisfacción de los vallisoletanos en lo relativo a la limpieza pública ha mejorado, «poco», como reconoció el alcalde, Óscar Puente, pero lo ha hecho. «Valladolid sube, poco pero sube, su nota frente al estudio de 2015», publicó en sus redes sociales. La clave, según explicó, es que es la «única que tiene un servicio cien por cien público».

El regidor también aprovechó los resultados para presumir de gestión. Y lo cierto es que motivos tiene para ello. Valladolid es, junto con Gijón, que ocupa el octavo puesto, la ciudad que menos gasta el limpieza por habitante cada año: 32 euros. «Es la mejor el relación al presupuesto invertido, y es mejorable, invirtiendo más en mecanización y recuperando las vacantes de personal que la ley nos impidió cubrir», aseveró. Para ello, Puente se amparó en las estadísticas arrojadas por la OCU. «Salamanca, que solo supera en el estudio a Valladolid en un punto, 65 por 64, gasta en limpieza 97€ por habitante y año, el triple. Las tres ciudades más limpias, Oviedo, Bilbao y Vigo, gastan 61€, 83€ y 71€ por habitante y año», insistió.

Por materias

A todo ello, además, cabe añadir que, durante el citado periodo, el montante invertido en este servicio por cada vallisoletano ha disminuido diez euros, pasando de los 42 de 2015 a los 32 de este año. Así, se trata de la segunda reducción más alta realizada por las veinte primeras ciudades, solo superada por Getxo, en Vizcaya, que recortó 24 euros de la partida destinada a cada ciudadano.

Por otra parte, el informe refleja que eliminar pintadas y retirar carteles fijados en espacios públicos continúa siendo una cuenta pendiente en la capital. Sin embargo, el pasado año, el Consistorio destinó 324.000 euros a eliminar 3.408 pintadas y cartelería. Asimismo, entre las materias que se han mantenido durante estos años se encuentran el estado de parques y jardines, el entorno de los contenedores, el mantenimiento de las zonas alejadas del centro y la contaminación. No obstante, también hay cuestiones donde el servicio público ha mejorado. Es el caso del mantenimiento de calles y aceras y la recogida de excrementos.