Castilla y León acumula 924 millones de déficit hasta septiembre de 2018

Modelos Clio y Kangoo estacionados en Renault. /Ramón Gómez
Modelos Clio y Kangoo estacionados en Renault. / Ramón Gómez

El consumo interno ascendió a 8.549 millones en los nueve primeros meses del año pasado, un 1,1% menos que en 2017

EL NORTEValladolid

El comercio de bienes de Castilla y León con otras autonomías y países no tuvo un buen comportamiento entre enero y septiembre de 2018 y arrojó un déficit en la balanza comercial global de la comunidad cercano a los 1.000 millones de euros.

El último informe del proyecto C-Intereg, del mes de enero, que analiza las cifras de los nueve primeros meses del año pasado, revela que Castilla y León vendió productos a otros territorios de España por valor de 12.757 millones de euros, lo que supone una importante disminución respecto a los mismos meses de 2017, el 6,9%. Asimismo, el análisis, recogido por la agencia Ical, pone de manifiesto, que las ventas a otros países, ascendieron en esos nueve meses a 11.327 millones de euros, con un descenso del 2,3%.

Por el contrario, las importaciones de Castilla y León a otras autonomías, sumaron entre enero y septiembre de 2018 un total de 14.838 millones de euros, con un aumento respecto al año anterior, del 6,2%. En la misma línea, las compras de la comunidad a otros países ascendieron en los meses de estudio a 10.169 millones de euros, lo que representa un aumento del 1,4%.

Estos datos tuvieron su reflejo en la balanza comercial de la comunidad. El intercambio comercial con otras autonomías supuso un déficit entre enero y septiembre de 2019 de 2.081 millones de euros, cuando al año anterior, solo fue negativo en 263 millones. En el caso de las relaciones exteriores, el tradicional superávit alcanzó el año pasado los 1.157 millones de euros, cuando en 2017, llegó´a 1.562 millones.

Así, si en 2017, en los nueve meses de estudio, la balanza exterior compensó el déficit con otras autonomías, hasta un superávit global de 1.299 millones de euros, el año pasado, durante el mismo periodo, las relaciones con otros países no pudieron equilibrar los malos datos del intercambio con otras comunidades, y las compras superaron a las ventas en su conjunto en 924 millones de euros.

Las cifras que facilita C-Interreg también ponen de relieve el mal comportamiento el año pasado del consumo interno en Castilla y León. Así, durante los nueve meses de estudio, el comercio dentro de la propia autonomía sumó 8.549 millones de euros, lo que supone un descenso del 1,1% respecto a 2017.

Todos estos datos también revelan hasta septiembre un descenso de la producción efectiva de Castilla y León (comercio dentro de la propia comunidad, más ventas a otras autonomías y a otros países), del 3,8%, hasta un total de 32.633 millones de euros.

Flujo de mercancías

El informe analiza el tercer trimestre del año 2018 y señala que el volumen de flujos intrarregionales de Castilla y León representaba el 3,1% del comercio total de bienes, siendo la sexta comunidad autónoma en flujo de mercancías. El ranking estuvo encabezado por Cataluña, con el 10,6%, seguida por Andalucía, 5,4%; Valencia, 5%; Madrid, 3,3%, y Galicia, 3,2%.

Las exportaciones de Castilla y León al resto de comunidades autónomas se situaban en la quinta posición en el ranking de exportaciones interregionales, representando el 8,3% de todas estas ventas. La autonomía que encabezó las ventas a otras regiones en el tercer trimestre de 2018 fue la catalana, con el 17,7% del total, seguida por la andaluza, 11,5%; la valenciana, 9%, y la castellano-manchega, con el 8,4%.

En concreto, en esos tres meses, las exportaciones a otras autonomías alcanzaron los 4.419 millones de euros, con una merma del 2,2% respecto al trimestre anterior, frente a un aumento de las importaciones del 15,8%, hasta los 5.002 millones. La balanza comercial registró un déficit de 583 millones.

Las exportaciones a otros países alcanzaron los 3.181 millones y las importaciones, los 3.044, con una merma en las primeras del 9,5%; y una subida de las segundas del 2,2%. El saldo fue positivo en 137 millones.

El comercio dentro de la propia autonomías alcanzó los 2.946 millones, un 3,6% menos que en el trimestre anterior.

La estructura del comercio de Castilla y León durante el tercer trimestre de 2018 continuó reflejando el mayor peso del comercio interregional sobre el intrarregional, en términos de valor. En este sentido, las exportaciones interregionales supusieron el 60% del total en este tercer trimestre de 2018 frente al 40% de los flujos intrarregionales. En el caso de las importaciones, en el tercer trimestre de 2018, las interregionales representaron el 62,9% del total de importaciones, frente al 37,1% del comercio intrarregional.

 

Fotos

Vídeos