Detenido tras amenazar a la Policía y golpear a un agente en el pecho

Vehículos de la Policía Nacional./LAYA
Vehículos de la Policía Nacional. / LAYA

El arrestado es un varón de 46 años que portaba un cuchillo y un cúter

REDACCIÓN / WORD

Agentes de la Policía Nacional y Policía Local de Salamanca detuvieron anoche a un varón, de nacionalidad española, de 46 años, como presunto autor de un delito de atentado, resistencia y desobediencia a agentes de la Autoridad.

Sobre las 02:15 horas de la pasada madrugada los agentes se presentaron, avisados por sus salas de mando, en la calle Mayor del Arrabal donde, al parecer, un varón dormía en la vía pública portando de la mano dos cuchillos de grandes dimensiones.

Los agentes le hallaron sentado sobre el bordillo y apoyado en una farola, portando en la mano un cuchillo de grandes dimensiones. La Policía explica que al ver a los agentes trató de ocultar el cuchillo bajo la ropa. Éstos le pidieron que se identificase y que arrojase el cuchillo al suelo.

Insultos y agresiones

El detenido arrojó el cuchillo al suelo pero se negó a hacer lo propio con un cúer que llevaba colgado al cuello. Al solicitarle que entregase también esa hoja se negó y replicó a los agentes que por mis cojones me la vais a quitar. No se la doy a la Guardia Civil, así que menos a vosotros». Los funcionarios insistieron y él se negó en redondo, insultando y amenazando a los agentes con frases como «os vais a enterar, conozco a Amancio el Rubio y os vais a enterar, os voy a quemar a todos». Visto el cariz de la intervención,uno de los agentes trató de quitarle la hoja y el detenido le golpeó en el pecho. El resto también intervinieron para reducirle mientras él lanzaba patadas y puñetazos a diestro y siniestro. «Es es una persona de complexión fuerte y muy agresivo», afirman en la Policía.

Por estos motivos procedieron a la detención de este varón y le trasladaron hasta dependencias policiales, donde quedó ingresado. Al detenido le constan tres detenciones, dos por lesiones y una por atentado a la autoridad. Ya ha pasado a disposición judicial.