Las encuestas electorales sobrevuelan los Premios Castilla y León

Luis Tudanc charla con Fernández Mañueco y Ramiro Ruiz Medrano/G. VILLAMIL
Luis Tudanc charla con Fernández Mañueco y Ramiro Ruiz Medrano / G. VILLAMIL

Los políticos de la comunidad refuerzan sus mensajes en la recta final de los comicios del 28-A

ARTURO POSADAValladolid

 Los premios Castilla y León ofrecieron una pequeña tregua a los políticos de Castilla y León, enfrascados en el tramo final de la campaña para las elecciones generales del 28 de abril. Pero en los pasillos del Auditorio Miguel Delibes de Valladolid también sobrevolaron los datos de las últimas encuestas electorales, muy halagüeñas para el PSOE, optimistas para Ciudadanos y Vox (ausente en el acto), y demoledoras para PP y Podemos.  

«Esto de las encuestas está lleno de tópicos», apuntó Luis Tudanca, secretario general de los socialistas en Castilla y León. «La que vale es el domingo, el día que se abren las urnas y contemos los votos. Yo le doy la misma importancia antes, cuando no eran tan buenas para el Partido Socialista que ahora, que son verdaderamente extraordinarias. Pero con prudencia, con mucha prudencia. Lo que nos jugamos es tanto que de aquí al domingo vamos a hacer un último esfuerzo para convencer a los castellanos y a los leoneses de que no se quedan en casa, de que su voto es más importante y decisivo que nunca y que está en sus manos decidir cuál es el futuro de este país». 

En el PSOE late una euforia contenida y el temor a que algún patinazo de última hora, o un relajamiento del electorado socialista, mecido por los cantos favorables de los sondeos, dé al traste con las claras previsiones de victoria en Castilla y León (por primera vez en 32 años) y en el resto de España. Tudanca acentuó la idea de que el PSOE «reconstruirá» Castilla y León, «después de unos años duros y una crisis muy complicada». 

Las encuestas también sonríen a Ciudadanos, partido que apunta a un crecimiento a costa del PP. «Estamos muy contentos», afirma Francisco Igea, candidato naranja a la Junta. «Nos dan ya entre cuatro y seis diputados en Castilla y León y aún nos quedan una semana de campaña y dos debates por medio. Hemos demostrado que el voto útil para el cambio es el de Ciudadanos. Es el voto que va a atraer diputados, que va a echar a Sánchez y, sobre todo, que va a conseguir lo que esta tierra necesita: igualdad. Si alguien quiere apostar por la igualdad en el futuro de España, solo tiene una opción: la de Ciudadanos». 

El partido naranja parece haber dejado atrás el escándalo (aún no aclarado) del pucherazo en las primarias de Castilla y León, una polémica votación manipulada que trató de coronar a Silvia Clemente en contra de Francisco Igea con 82 votos fraudulentos. «Los ciudadanos valoran que somos un partido diferente, que hace primarias de verdad, en las que se respeta la voluntad de los militantes. Nos van a valorar aún más en esta semana que queda para las nacionales y en el mes que resta para las autonómicas», pronostica Igea. 

El candidato de Ciudadanos a la Junta criticó el «autobombo» que suponen los Premios Castilla y León para los políticos, apostó por «reconocer a los mejores» a través de ayudas económicas y se felicitó por el adiós de Juan Vicente Herrera en su último discurso institucional. «Es la despedida de un presidente, pero, sobre todo, es el día de la despedida de una manera de hacer las cosas, la que ha tenido el Partido Popular de gobernar durante 32 años esta comunidad. Es un buen día: las despedidas preceden a las cosas nuevas que van a llegar a Castilla y León», remarcó Igea.

Para Unidas Podemos las encuestas no pueden resultar más tenebrosas: ningún diputado en Castilla y León y una caída total de 71 a 27 escaños en el Congreso, según las proyecciones de GAD3 para El Norte de Castilla. «Siempre nos tomamos las encuestas con cautela», subraya Pablo Fernández, líder de Podemos en Castilla y León. «Si ahora mismo hay algún colectivo denostado, aparte de los políticos, ese es el de las empresas de encuestas. Últimamente no dan una. En los últimos años no han acertado nunca y, desde luego con Podemos, suelen equivocarse. La mejor encuesta para nosotros es el trabajo diario. Se verá el 28 de abril». 

En medio del naufragio morado que pronostican todos los sondeos, Pablo Fernández trata de revertir las expectativas e insuflar ánimos a sus militantes y simpatizantes, con un mensaje ambicioso. «Estamos confiados en obtener un muy buen resultado. No salimos solo a revalidar nuestros tres diputados, sino a conseguir más. Estamos convencidos y seguros de que Castilla y Léon va a ser la punta de lanza del cambio en este país y que conseguiremos, insisto, un resultado mejor que en los anteriores comicios».

Podemos intenta llevar el debate al terreno de las desigualdades sociales en Castilla y León, con el foco puesto en las diferencias existentes «entre el medio rural y el medio urbano». «El Partido Popular ya es pasado y vamos a trabajar para que esta comunidad deje de ser el epicentro de la corrupción en este país y empiece a ser, por ejemplo, el epicentro de la transición energética, para que se generen empleos de verdadera calidad y para que Castilla y León alce la voz».

Alfonso Fernández Mañueco, presidente regional del Partido Popular y candidato a la Junta, no ha podido atender a los medios de comunicación este lunes durante la celebración de los Premios de Castilla y León. Las encuestas son muy pesimistas para la formación popular, con una drástica caída a nivel nacional y autonómico. Por parte del PP, ha comparecido Javier Lacalle, visecretario de organización regional y alcalde de Burgos. «Las encuestas reflejan un momento concreto y lo que ponen de manifiesto es que existe un altísimo porcentaje de personas indecisas para el próximo domingo. Ahí está el reto: ser capaces durante estos días de trasladar este mensaje del voto útil para que el Partido Popular siga gobernando en nuestro país y que nos dejemos ya del extremismo y radicalismo del presidente Sánchez. Estoy convencido de que un altísimo porcentaje de esas personas que en las encuestas no dicen a quién van a votar, van a ser el próximo domingo un fiel apoyo del Partido Popular. Va a haber un importante respaldo en Castilla y León al principal partido de centro-derecha que existe estos momentos».