La implantación de planes de igualdad alcanza a una de cada tres empresas de Castilla y León

Ángela de Miguel, en la presentación del informe./MIRIAM CHACÓN-ICAL
Ángela de Miguel, en la presentación del informe. / MIRIAM CHACÓN-ICAL

La vicepresidenta de la patronal destaca que las empresas que promueven la incoporación de mujeres «ven aumentar su productividad y reducen el absentismo»

ÁNGEL BLANCOVALLADOLID

Las administraciones e instituciones los promueven, las empresas dicen estar interesadas y dispuestas a probar sus beneficios, la sociedad está al tanto del asunto y lo demanda pero, a la hora de la verdad, sigue habiendo mucho camino por recorrer. Una encuesta realizada por la patronal de Castilla y León, Cecale, pone de manifiesto que solo el 33% de las empresas de la comunidad cuenta con un Plan de Igualdad de Oportunidades entre hombres y mujeres. En el sector servicios la implantación es casi cinco puntos menor, mientras que entre las micropymes (las de menos de diez trabajadores) cae cerca de diez puntos.

La vicepresidenta y portavoz de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León, Ángela de Miguel, ha presentado el estudio 'La Igualdad Laboral en empresas de Castilla y León', sobre el conocimiento de las empresas en el ámbito de la igualdad laboral, con el objetivo de facilitar la implantación de nuevas medidas y propuestas de mejora. Entre sus conclusiones queda claro que la mayor parte de los convenios colectivos en vigor redactados o revisados después de 2015 «contemplan cláusulas específicas que promueven la igualdad de oportunidades» entre sexos. Además, siete de cada diez empresas se declaran dispuestas a participar en programas de integración laboral de víctimas de violencia de género. También existe una elevada demanda de formación específica para elaborar planes de igualdad en las empresas y para introducir cláusulas de igualdad en los convenios colectivos.

«Las medidas van calando poco a poco -ha explicado De Miguel-, pero sigue siendo necesario poner en marcha medidas para informar y concienciar de que la igualdad trae consigo más productividad, más calidad del servicio y más satisfacción del cliente, además de reducir los costes laborales, porque reduce el absentismo, y de permitir el acceso a más profesionales cualificados y con talento».

El sector industrial, precisamente el que cuenta con empresas de mayor tamaño, es en el que se da mayor implantación de los planes de igualdad de oportunidades, mientras la vicepresidenta de Cecale ha destacado también la implicación de la Consejería de Familia e Igualdad de la Junta a la hora de promover acciones al respecto, incluir medidas favorecedoras en las bases de los contratos públicos y articular ayudas y subvenciones, así como iniciativas formativas.

En cualquier caso, el estudio de la patronal autonómica deja entrever que las empresas están más abiertas a implantar medidas específicas antes que planes completos de igualdad. Para la portavoz de Cecale, la patronal «aún tiene trabajo por hacer» y el margen de mejora es amplio en un asunto que, como datos más preocupantes, se traduce en una brecha salarial que -pese a no ser de las peores de Europa- sigue estando en torno al 23% y en un techo de cristal de solo el 12% de puestos de responsabilidad ocupados por mujeres.

 

Fotos

Vídeos