Se intensificarán los controles de velocidad y vigilancia con motivo del día de la Virgen

Imagen de uno de los radares instalados en el capó de los vehículos de la Guardia Civil/BC
Imagen de uno de los radares instalados en el capó de los vehículos de la Guardia Civil / BC

Más patrullas y controles de velocidad en las carreteras, especialmente en las convencionales y vías urbanas para el puente del 15 de agosto

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Guardia Civil y Tráfico intensificarán los controles de velocidad durante esta semana con motivo de la jornada festiva del 15 de agosto, que para muchos facilitará un puente de cuatro días y, además, coincide con el cambio de quincena y operaciones retornos y salida de vacaciones para muchos ciudadanos.

Los controles se reforzarán en los tramos más peligrosos de las vías, donde hay un alto porcentaje de accidentes, con presencia de las patrullas integrales de motoristas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, equipadas con medios portátiles que les permiten realizar acciones de control de velocidad, pruebas de detección de alcohol y drogas de manera autónoma.

La Guardia Civil ha instalado los nuevos radares móviles en sus vehículos. Unos aparatos que irán en el lateral derecho del capó del vehículo. Además se colocarán radares fijos en algunos puntos donde concurren más accidentes por culpa de la velocidad.

La Dirección General de Tráfico realizará durante el puente de la Virgen una nueva campaña de vigilancia y control de la velocidad con el fin de concienciar a los conductores de la importancia de respetar los límites de velocidad, independientemente de la vía por la que circulen.

La velocidad tiene una influencia directa en la ocurrencia y severidad de los accidentes de tráfico. Con velocidades de conducción más altas, el número de siniestros y su gravedad aumentan desproporcionalmente. En el 22% de los accidentes mortales el exceso de velocidad fue un factor recurrente y, en aquellos siniestros en los que no es la primera causa, sí que es determinante en cuanto a la gravedad del mismo.

El subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro L. de la Fuente, recuerda a los conductores «que no se trata de pisar más el acelerador para llegar antes a nuestro destino, sino de llegar. Estamos en época de vacaciones y fiestas y, sobre todo ahora que se acerca el puente de agosto, es importante extremar las precauciones al volante: evitar las distracciones, el consumo de alcohol y, como no, respectar los límites de velocidad, especialmente en las carreteras convencionales, donde ahora el límite es de 90 km/h.»

En la anterior campaña los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, llevada a cabo entre el 6 y 12 de agosto de 2018, controlaron en Castilla y León un total de 37.411 vehículos, siendo denunciados 1.974 conductores por exceso de velocidad, un 5,28%. El 62,7% de las infracciones detectadas fueron en carreteras convencionales y el 37,3% en las vías de alta capacidad (autopista y autovía).

En ese período, en la provincia de Burgos, los agentes de la Guardia Civil controlaron la velocidad a 5.375 vehículos, siendo 315 conductores denunciados por una infracción de exceso de velocidad, un 5,86%.