La Junta de Castilla y León confirma un caso de listeriosis ligado al brote andaluz y estudia otros siete

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, comparece en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno/Miriam Chacón / Ical
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, comparece en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno / Miriam Chacón / Ical

La consejera de Sanidad destaca que todos los afectados están en su casa y que incluso el ciudadano diagnosticado en Salamanca cursó la enfermedad con sintomatología leve

Susana Escribano
SUSANA ESCRIBANO

El brote de listeriosis por consumo de carne mechada contaminada originado en Sevilla deja en Castilla y León un caso confirmado en Salamanca y siete probables en estudio y pendientes del resultado de los cultivos de muestras de sangre, repartidos entre Segovia (3), Salamanca (2), Zamora (1) y Valladolid (1). «Todos están en su casa», informó la consejera de Sanidad, Verónica Casado, al término de la reunión semanal del Consejo de Gobierno.

Son los datos oficiales hasta el momento en la comunidad sobre la alerta epidemiológica en torno a una enfermedad que suele cursar «en un altísimo porcentaje de casos con síntomas banales, leves», explicó la titular de Sanidad, que acompañó al vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, en la rueda de prensa donde el Gobierno autonómico informa cada jueves de los acuerdos que adopta.

Igea calificó de «rápida, ­inmediata, eficaz y transparente» la actuación de los responsables de Castilla y León. Entre los casos sin confirmación figura el del sevillano ­residente en la localidad segoviana de Ayllón que ingresó en el hospital de esa provincia el domingo y fue dado de alta el miércoles. Comió carne ­mechada con un hijo en Sevilla que sí tiene diagnóstico. «El hemocultivo es negativo aún», apuntó la consejera sobre este paciente.

Verónica Casado repasó, caso por caso, el rastro de la listeriosis en la comunidad. El confirmado ­vinculado al brote de listeriosis originado en Andalucía se detectó en Salamanca. En la provincia charra hay otros dos probables. Se trata de dos personas que compraron la carne mechada elaborada por la firma La ­Mechá en Sevilla y la consumieron en Castilla y León. Sufrieron los síntomas propios de la intoxicación alimentaria a principios de verano, sin ­mayores consecuencias, y han acudido a informar a su médico de familia ­cuando el brote de listeriosis invadió informativos y ­titulares de noticias. En Segovia, al sevillano afincado en Ayllón, se suma un matrimonio que consumió el producto en ­Sevilla. El paciente zamorano adquirió la carne en Cádiz y la degustó en ­Zamora.

Casado matizó que todos los años se producen casos esporádicos de listeriosis. Entre 2014 y 2018, la Junta contabilizó 132. La diferencia respecto a lo que ocurre en este brote radica en la amplia distribución de un alimento contaminado de ­fábrica.

Los responsables autonómicos recordaron que los servicios veterinarios de la Junta han retirado parte de un lote de carne mechada de la empresa afectada en San Rafael (Segovia). Concretamente, en torno a dos kilos y medio. El resto de ese lote y otros tres, todos ellos con numeración que no corresponde a los incluidos en la alerta sanitaria, se comercializaron en trozos o loncheados. En estos momentos, la vigilancia de los servicios de inspección se centra en otros productos cárnicos envasados en las instalaciones de la firma La Mechá, al haberse ampliado la alerta nacional el miércoles. Se trata de lomo y chicharrones de cerdo.