Junta y sindicatos negociarán la recuperación de las 35 horas para los empleados públicos de Castilla y León

Protesta de los empleados públicos frente a la sede de la Junta/ICAL
Protesta de los empleados públicos frente a la sede de la Junta / ICAL

Acuerdan que el concurso de traslados abierto y permanente de funcionarios se convoque antes del Jueves Santo

ALICIA PÉREZZAMORA

La Junta de Castilla y León y los sindicatos CSIF, UGT y CCOO han acordado hoy martes iniciar después de Semana Santa las negociaciones para la recuperación de la jornada de 35 horas semanales para los empleados públicos.

La Administración autonómica se ha reunido con los sindicatos como firmantes todos ellos del Acuerdo Marco por el que se recuperan derechos de los empleados públicos y se fijan prioridades en materia de función pública para la presente legislatura.

El objetivo era revisar este acuerdo y el primer asunto en el que se han mostrado todos conformes ha sido en empezar a trabajar para recuperar las 35 horas, un derecho que habían perdido los empleados públicos de la comunidad.

El consejero de la Presidencia y vicepresidente de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, ha explicado que Castilla y León ha cumplido ya dos de los tres requisitos que establece la legislación básica para poder negociar este aspecto, que son el objetivo del déficit y la deuda. Únicamente está pendiente el cumplimiento de la regla de gasto, que según los datos que maneja la Junta «previsiblemente se cumplirá».

De Santiago-Juárez explicó que, dada la situación del Gobierno de España, que en breve estará en funciones, han decidido empezar a negociar las 35 horas a la vuelta de la Semana Santa porque además intuyen que se puede cumplir la regla de gasto.

Los miembros de la Comisión de Seguimiento del Acuerdo Marco acordaron que la Junta se dirija en nombre de todos al Gobierno de España para que la certificación sobre la regla de gasto se realice a la mayor brevedad posible y así pueda implantarse la jornada de las 35 horas.

Según un comunicado conjunto de la Junta y los sindicatos, el objetivo es que esta jornada pueda aplicarse de manera inmediata «en cuanto se certifique por el Gobierno de España el cumplimiento de los tres requisitos previstos en la norma básica».

Además, el consejero se comprometió a mejorar el acuerdo del horario de verano, que este año contará con un mes más que el año pasado, concretamente desde junio a septiembre.

Durante el encuentro, también han acordado que la Junta convoque «inmediatamente» el concurso abierto y permanente de funcionarios, después de que se aprobara el decreto del catálogo de puestos tipo el pasado 7 de marzo y de que se hayan adaptado a él las relaciones de puestos de trabajo (RPT). El nuevo concurso, que afecta a unos 15.000 empleados públicos, se sacará antes del Jueves Santo.