Mañueco centrará su discurso de investidura en el crecimiento económico y la calidad de los servicios públicos

Alfonso Fernández Mañueco, en la sede del PP de Valladolid./Alberto Mingueza
Alfonso Fernández Mañueco, en la sede del PP de Valladolid. / Alberto Mingueza

Podemos dice que será «el pleno del pinganillo» para que el candidato del PP y su socio de Cs puedan «recibir instrucciones desde Madrid»

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

El discurso de investidura de Alfonso Fernández Mañueco como presidente de la Junta se basará en el acuerdo de gobierno pactado entre PP y Ciudadanos, cien medidas que que no son «exclusivas ni excluyentes», según ha explicado este viernes Raúl de la Hoz, portavoz parlamentario de los populares. Mañueco incidirá durante su discurso del próximo martes en las Cortes en la idea de un «gobierno moderado, dialogante y comprometido con el presente de Castilla y León». El crecimiento económico será uno de los ejes sobre los que pivotará el discurso del candidato del PP, que se referirá a la «generación de oportunidades para todos, especialmente para los más necesitados y los habitantes del mundo rural», según ha avanzado su compañero Raúl de la Hoz.

La lucha contra el desempleo tendrá un papel importante en la intervención de Fernández Mañueco, con la apuesta por políticas que favorezcan el empleo en la comunidad. Igualmente, resaltará el «mantenimiento y mejora de los servicios públicos», especialmente en el ámbito rural.

El candidato del PP hablará también de centrarse en «todas y cada una de las personas» de Castilla y León, a través del «diálogo», la «moderación» y la «conjunción de voluntades» para «hacer crecer a Castilla y León».

El discurso de Fernández Mañueco no será supervisado por Ciudadanos, el otro partido que cogobernará la Junta de Castilla y León. «La relación entre Ciudadanos y Partido Popular es de mutua confianza en este momento y estamos seguros de que seguirá en el futuro», ha subrayado Raúl de la Hoz. «Es evidente que el compromiso de Ciudadanos con la ciudadanía de Castilla y León está basado en su programa de gobierno, exactamente igual que el compromiso del PP. Nos une un documento de cien propuestas, que es la conjunción de ambos programas electorales. No encontrarán medidas radicalmente diferentes a las que los dos partidos llevábamos en nuestros programas electorales».

El discurso de Alfonso Fernández Mañueco tendrá «un estilo propio», diferenciado del empleado en las últimas sesiones de investidura por el presidente saliente, Juan Vicente Herrera. «Quedará marcado en la primera intervención y en las réplicas a los grupos parlamentarios. El proyecto del Partido Popular en Castilla y León se sustenta en una magnífica labor realizada por los anteriores ejecutivos del PP, pero también por una voluntad renovada de mejorar la calidad de vida de los castellanos y leoneses, y sobre todo para favorecer el crecimiento económico y la calidad de los servicios públicos. Todo eso estará presente en la intervención de Fernández Mañueco, que no pretende ser continuista con el pasado, pero tampoco renunciar a todo aquello bueno, que ha sido mucho, que desarrolló el anterior ejecutivo de Castilla y León».

Raúl de la Hoz ha explicado que «sí habrá una consejería de Agricultura y Mundo Rural» aunque no aparezca como tal en el acuerdo de gobierno que firmaron PP y Ciudadanos.

El pleno de investidura comenzará a las 11:00 horas del martes 9 de julio, con la intervención de Alfonso Fernández Mañueco, cuya duración se estima superior a la hora y media (el récord de un discurso de investidura lo tiene Juan Vicente Herrera con dos horas). La sesión se reanudará a partir de las 16:00 horas, con intervenciones de media hora de los grupos políticos, empezando por el Grupo Socialista y siguiendo por el Grupo Mixto, para acabar con Ciudadanos y el Partido Popular. Fernández Mañueco contestará a todos ellos, que contarán con turnos de dúplica. La previsión es que la votación, pública por llamamiento, tenga lugar a partir de las 21:00 horas.

Las críticas previas a esta sesión de investidura han llegado de la mano de Pablo Fernández, líder regional de Podemos y portavoz del Grupo Mixto. «Será el pleno del pinganillo. Estoy convencido de que el señor Igea llevará un pinganillo en el oído para saber lo que tiene que decir porque además ya ha dicho que quiere ser 'portaoídos' y eso conjuga bien con el pleno del pinganillo. Espero que no haya ningún cortocircuito y que el señor Igea pueda escuchar alto y claro las directrices que le llegan de Madrid. Durante su intervención será una especie de guiñol. El señor Mañueco más de lo mismo: de todos es conocida su escasa capacidad oratoria, así que imagino que también llevará un pinganillo para recibir instrucciones, en aras de no equivocarse y de coordinar un discurso con una mínima lógica».