Nuevos hallazgos demuestran que el perímetro de la muralla de Ávila es de origen romano

Excavación en la muralla de Ávila./RAÚL HERNÁNDEZ
Excavación en la muralla de Ávila. / RAÚL HERNÁNDEZ

Las últimas excavaciones arqueológicas también confirman que la ciudad de Ávila estuvo poblada desde el siglo I d.C. hasta la actualidad

ISABEL MARTÍNÁvila

Existió una muralla romana en Ávila con dimensiones similares al trazado actual, de origen medieval. Ambos perímetros coinciden, según demuestran las excavaciones realizadas en el lado oeste de la misma, en las inmediaciones del río Adaja, y cuyos resultados ha explicado el teniente de alcalde de Turismo y Patrimonio del Ayuntamiento de Ávila, Héctor Palencia. Estos resultados suman más datos a los obtenidos en las excavaciones de la zona este de la muralla, en torno al arco de San Vicente, donde se confirmó el origen romano del recinto amurallado.

En estas nuevas excavaciones arqueológicas se han detallado más información, como el hecho de que la muralla data del «cambio de era», en torno al siglo I, de forma que su construcción «coincidiría con el emperador Augusto» y «habrá que confirmar» que ya existía con el emperador César, ha puntualizado Héctor Palencia.

Poblada desde época romana

«Miles de restos cerámicos» aparecidos en esta «pequeña excavación» confirman que «nunca existió despoblación en Ávila» desde la época romana, ha explicado Palencia. También se han encontrado restos de la época visigoda, como cabezas de caballo enterradas, y los morteros de la muralla de este periodo histórico. Asimismo se han hallado lucernas, fíbulas y teseras.

En las obras ha quedado a la luz el paso de ronda de la muralla romana, así como restos de varios hogares del mismo periodo histórico, aún sin excavar completamente. También se ha demostrado que los muros, en aquella época, serían de entre tres y cuatro metros de altura.

Visitas guiadas

Una vez finalizadas las obras, el Ayuntamiento permitirá la visita guiada a estos restos, así como a colectivos y a guías turísticos, de forma que puedan conocer y «difundir» los hallazgos.

Las obras permanecerán abiertas al público entre el 19 y el 26 de febrero, realizándose dos turnos de visita a las 11 y a las 12:30 horas para grupos de 30 personas como máximo. Deberán apuntarse previamente en el Centro de Recepción de Visitantes de Ávila.

Una vez finalizadas las obras y el periodo de visitas a las excavaciones, los vestigios encontrados volverán a taparse temporalmente, aunque el Ayuntamiento de Ávila tiene la «voluntad» de dejar visibles esos restos una vez finalizado un proyecto específico de puesta en valor patrimonial.

El objetivo es que el público en general tenga acceso a aquellos hallazgos «importantes» para «entender la ciudad en las diferentes épocas». Además de estos restos arqueológicos hay que sumar los hornos postmedievales, en la zona este e interior del recinto amurallado, las tenerías de San Segundo, «que se abrirán en las próximas fechas», además del pozo de la nieve.

Las excavaciones arqueológicas han sido cofinanciadas por el Ministerio de Fomento, a través del 1,5% Cultural, y el Ayuntamiento de Ávila, realizándose en dos fases, con un presupuesto de 80.000 euros. A esta suma habrá que añadir la ejecución del futuro proyecto de puesta en valor para lo que el Ayuntamiento está en trámites para que el Ministerio de Cultura cofinancie dichas obras.