Las obras de la SG-20 obligarán a retirar 17.200 metros cúbicos de basura de un antiguo vertedero

Viaducto sobre el arroyo Roduelos, en la zona afectada. /De Torre
Viaducto sobre el arroyo Roduelos, en la zona afectada. / De Torre

El depósito, sellado hace diez años, está junto a la carretera de Palazuelos

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

Las obras de desdoblamiento de la SG-20 se han visto condicionadas en las últimas semanas por la existencia del antiguo vertedero de la ciudad junto a la carretera de Palazuelos de Eresma, que tuvo el nombre de Roduelos por el arroyo que atravesaba este lugar en el que durante años se depositaron las basuras de los segovianos. El Ministerio de Fomento informa que habrá que retirar 17.220 metros cúbicos del antiguo vertedero. El depósito de residuos fue sellado en 2008 precisamente para construir la SG-20 y está situado en la zona donde ahora han de asentarse los cimientos de uno de los puentes que se construyen para el desdoblamiento de la carretera, aunque la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, comentó el martes durante su visita a Segovia que, en principio, no supone un contratiempo para las obras, que hasta la fecha «siguen los plazos previstos». No obstante, Fomento precisa que es necesario retirar este material y que «actualmente se están realizando las gestiones previas necesarias para llevar a cabo dicha operación, conforme a la normativa en vigor».

Este vertedero de Roduelos fue una amplia zona de acopio de bolsas de basura, y motivo de debate político en las Cortes de Castilla y León y en el Ayuntamiento desde mediados de la década de 1990 hasta su sellado más de diez años después, ya que los lixiviados que escurrían hacia la ribera izquierda del Eresma llegaban a teñir de un intenso color verde las aguas del río, como se podía ver en el valle a la altura del barrio de san Lorenzo y la Alameda del Parral.

Fuentes del Ministerio de Fomento recuerdan que el proyecto de construcción de la doble vía en la SG-20 ya «identifica un depósito de relleno antrópico», es decir esta acumulación de basuras urbanas, y señala que «se corresponde con un antiguo vertedero, que fue previamente sellado para el paso de la actual SG-20». Añade el Ministerio que esta zona está situada entre los puntos kilómetricos 6,600 y 6,800 de la carretera, unos 200 metros de longitud, y que el espesor de las basuras en esta parte de Roduelos es de cuatro metros. Además, las mismas fuentes indican que «el proyecto vigente contempla, como una de sus unidades de obra, la retirada de dicho material, que tiene un volumen aproximado de unos 17.000 metros cúbicos». La retirada de este depósito de residuos está prevista por tanto, y aunque el Ministerio de Fomento no indica más que realiza las «gestiones necesarias» para hacerlo, cabe presumir que puede suponer una demora en esta parte del proyecto, aunque seguirá avanzando en otras zonas de la vía.

El proyecto de desdoblamiento de la SG-20 está prácticamente en la mitad, pues alcanza el 46% de la ejecución prevista. Según fuentes ministeriales, si no hay sobresaltos y las condiciones meteorológicas durante el otoño y el invierno no son demasiado adversas, la nueva infraestructura será una realidad en septiembre de 2019, la última fecha estimada por el Ministerio de Fomento, administración que en un primer momento situó el final de los trabajos a principios del próximo año. Entre los principales elementos que quedan por acometer, destaca la remodelación de los enlaces con la N-110 (incluye una nueva rotonda en Perogordo en servicio desde finales de 2017) y la A-601, lo que supondrá la ejecución de sendas estructuras de 100 metros de longitud con tableros de hormigón postesado, gemelas de las estructuras existentes en la actualidad.

También falta por ejecutar la prolongación de la actual estructura situada sobre la carretera SG-V-2251 y que sirve de acceso al núcleo de Espirdo, la ejecución del vial de conexión de la carretera de Palazuelos de Eresma con la CL-601 (carretera de La Granja) o la remodelación del enlace de acceso a San Cristóbal, ésta última una intervención para la que será necesaria la excavación y afirmado de los ramales que lo componen en la actualidad.

Durante los próximos meses se acometerá la conclusión de las estructuras incluidas en la reordenación del enlace de la SG-20 con la AP-61 (habrá un nuevo ramal de salida hacia Madrid), completando también el resto de instalaciones auxiliares (comunicaciones, alumbrado...). Además, se acometerán trabajos de restauración e integración ambiental como el extendido de tierra vegetal, plantaciones o hidrosiembras, así como la colocación de la señalización y el balizamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos