Permanecen cortadas por nieve 14 carreteras de montaña en Burgos, León y Salamanca y se precisan cadenas en una veintena

Nieve en la Nacional 630, a la altura de Villamanín (León)./Carlos S. Campillo-Ical
Nieve en la Nacional 630, a la altura de Villamanín (León). / Carlos S. Campillo-Ical

La Aemet advierte de temperaturas gélidas este lunes y la CHD da por concluido el periodo de avenidas

EL NORTEValladolid

La acumulación de nieve y hielo, acompañada de fuerte ventista que azota desde el viernes buena parte de la comunidad, obliga a esta hora a mantener cerrados al tráfico un total de 14 tramos de carreteras de montaña en Burgos, León y Salamanca. Asimismo en una veintena de rutas es preciso circular con cadenas y neumáticos de invierno, según informaron fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT) y recoge la agencia Ical.

Los mayores problemas están en la provincia de León, donde los tramos cerrados a última hora del domingo se ubican en la carretera LE-481, a la altura de San Emiliano; en el puerto de Ventana; en la LE-126, en La Baña, en el puerto de Fonte da Cova; la LE-495, en Cabrillanes, en el puerto de Somiedo; la LE-497 en Villablino, en el puerto de Leitariegos; la LE-493 en Canales, en el puerto de La Magadalena; la LE-333 en Puebla de Lillo; la LE-321 en Redipuertas; la LE-233 en Besande, en el puerto de Picones; la LE-315 en Matallana de Torío, en el puerto de Piedrafita; la LE-234 en Prioro, en el puerto de Pando, y la N-625 en Oseja de Sajambre.

Tampoco se puede cirrcular por la nieve acumulada en la provincia de Burgos en la BU-570, en el puerto de Estacas de Trueba; en la BU-572, a la altura de Espinosa de los Monteros, en el puerto de Portillo de Lunada; y en la BU-571, en el puerto de Portillo de la Sía. Asimismo, está intransitable la DSA-191 en Candelario, en Salamanca.

Necesarias cadenas

El temporal hace preciso circular con cadenas o neumáticos de invierno en otros 18 tramos de carreteras de la comunidad, situados en su mayor parte en León, en la CL-626 en 169 kilómetros desde Villablino a Cistierna; en la CL-635 en Burón, en el puerto de Tarna; en la LE-482 y la LE-481 en San Emiliano y el puerto de Tarna; en la LE-315, en Matallana de Torío, en el puerto de Piedrafita Pontedo; en la CL-623 en Carroceda en diez kilómetros; en la LE-493 en Canales, en el puerto de La Nagdalena; en la LE-331 en Puebla de Lillo, en el puerto de San Isidro; en la LE-231 en Cerulleda, en el puerto de Vegarada; en la LE-142 en el puerto de Foncebadón; en la N-625 en Riaño en 30 kilómetros hasta Oseja de Sajambre; y en la CL-635 en el puerto de Tarna; en la LE-215 en Besande, en el puerto de Picones.

En Burgos las complicaciones de tráfico están en la BU-V-281 en Pineda de la Sierra, en el acceso a la estación de esquí; y en la CL-629 en 25 kilómetros entre Valdenoceda e Incillas. Por su parte, en la provincia de Salamanca los tramos afectados con cadenas se sitúan en la SA-203 en El Cavaco, en la Peña de Francia; en la DSA-191 en Candelario, del kilómetro 0 al 8; y en la DSA-180 en La Hoya, del kilómetro 0 al 9. Además, es preciso el suo de cadesna en Soria en la SO-615, en Yangüa.

Finalmente, en las provincias de Segovia y Burgos figuran otros cuatro tramos con nivel amarillo donde está prohibido circular a camiones y articulados y se debe extremar la precaución y en siete zonas más se ha decretado el nivel verde y se hace necesario circular con mucha precaución por la acumulación de nieve y hielo.

Aemet

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene una alerta amarilla por bajas temperaturas de hasta seis grados bajo cero para la jornada de mañana en las provincias de Burgos, León, Palencia, Segovia y Soria.

Las provincias más afectadas serán Burgos (Cordillera Cantábrica, Ibérica, Meseta y Norte) y Soria (Ibérica, Meseta y Sistema Central), que están en su totalidad bajo el aviso, mientras que se prevén esas gélidas temperaturas también en la zona de la Cordillera Cantábrica en León y Palencia, y en la del Sistema Central en Segovia.

Confederación Hidrográfica del Duero

Por otra parte, cabe destacar que la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) dio por finalizado este domingo el episodio de avenidas, ante el descenso de los caudales que habían presentado mayores problemas, sobre todo el Arlanza a su paso por Burgos y la provincia de Palencia.