Un pleno deslucido y vacío cerrará el año de celebración del 35 aniversario del Estatuto

Silvia Clemente, junto a Ramiro Ruiz (izquierda) en 2015. /Miriam Chacón / Ical
Silvia Clemente, junto a Ramiro Ruiz (izquierda) en 2015. / Miriam Chacón / Ical

Por primera vez desde 2007 no habrá ni entrega de la Medalla de Oro de las Cortes ni jornada de puertas abiertas en una cita que se celebra mañana, a cuatro días de la dimisión de Silvia Clemente

Susana Escribano
SUSANA ESCRIBANOValladolid

Insípido, deslucido, anodino, vacuo y mortecino son cinco adjetivos que pueden augurar cómo será el acto institucional con el que las Cortes festejarán el 36 aniversario del Estatuto de Autonomía de Castilla y León mañana, 25 de febrero, cinco días después del seísmo político que ha provocado la renuncia a su escaño de la presidenta de la Cámara, Silvia Clemente, y su salida del PP.

El conocido como pleno del Estatuto no es por tradición una cita parlamentaria que genere pasiones, pero los últimos presidentes del Legislativo autonómico han intentado revitalizar esa efeméride con la entrega de la Medalla de las Cortes para reconocer la labor de instituciones, asociaciones o personas y con jornadas de puertas abiertas que permitían a los ciudadanos conocer la sede en la que los procuradores autonómicos desarrollan su labor política.

Este año no habrá ni entrega del galardón en el pleno del lunes ni el común se perderá hoy, domingo, por las dependencias del enorme edificio que cobija al Legislativo autonómico, más allá de aquellos que se acerquen a disfrutar de las obras de arte contemporáneo de la colección del publicista Luis Bassat que, bajo el título 'Cataluña en el corazón de Castilla y León', se ha convertido en el último legado de Silvia Clemente como presidenta de las Cortes y de la Fundación Villalar.

La medalla se ha entregado de forma ininterrumpida desde 2007 y las jornadas de apertura a los ciudadanos se iniciaron en el castillo de Funsaldaña, sede provisional de las Cortes hasta ese año. Silvia Clemente dio un impulso a esta celebración desde que asumió la Presidencia de la Cámara, con actividades lúdicas para los niños (hinchables...) y actos para acercar el sentimiento de comunidad a los inmigrantes que han recalado en Castilla y León. El último de esta índole tuvo lugar en el hemiciclo el pasado día 9.

La Cámara ha invitado a trescientas personas, aunque lo ha hecho por correo electrónico

Será Ramiro Ruiz Medrano, presidente en funciones de las Cortes, el encargado de hacer de maestro de ceremonias en un pleno al que se ha invitado a alrededor de 300 personas, entre procuradores, cargos políticos y representantes de instituciones y asociaciones por correo electrónico. Tampoco ha habido invitaciones impresas.

El pleno celebra el aniversario trigésimo sexto de la aprobación del Estatuto de Autonomía, el 25 de febrero de 1983, pero supone el cierre de un año con un potente programa para festejar el 35 cumpleaños, coincidiendo con el 40 de la Constitución Española. Ese programa lleva la firma de Silvia Clemente. El penúltimo acto tuvo lugar en Segovia, a mediados de mes, donde la entonces presidenta de las Cortes charló con escolares del centro Padre Claret sobre el Estatuto de Autonomía.

Conferencias sobre la norma que cimenta la autonomía de Castilla y León, sobre la Constitución Española, encuentros con alcaldes y alcaldesas (el último el 1 de febrero en las Cortes), una reunión conjunta de las mesas del Senado, del Congreso de los Diputados y de las Cortes o una exposición que reflejaba el camino que anduvieron los redactores del Estatuto en plena Transición democrática han marcado, entre otras citas, un aniversario que culmina con un pleno sin contenido alguno más allá de la intervención que haga Ramiro Ruiz Medrano, que ha avanzado que no se saldrá del más escrupuloso tono institucional.

Las elecciones

Fuentes del equipo de Silvia Clemente atribuyen la decisión que se tomó de imprimir un perfil bajo a la celebración estatutaria al hecho de estar a las puertas de elecciones, las autonómicas de mayo y las nacionales de abril. No obstante, las elecciones a Cortes se producen cada cuatro años y en ninguno de los anteriores se ha dado este tipo de celebración. También confirman que no ha habido sobre la mesa propuesta alguna de concesión de la Medalla de las Cortes.