El PSOE pedirá las facturas del mobiliario y los electrodomésticos del apartamento de las Cortes al sospechar que son recién comprados

El secretario Primero de las Cortes de Castilla y León, José Francisco Martín, visita el apartamento reservado para el presidente del Parlamento Autonómico. /Rubén Cacho
El secretario Primero de las Cortes de Castilla y León, José Francisco Martín, visita el apartamento reservado para el presidente del Parlamento Autonómico. / Rubén Cacho

José Francisco Martín se felicita por la renuncia de Fuentes después de haberle «cogido con el carrito de los helados»

El Norte
EL NORTEValladolid

El secretario Primero y miembro de la Mesa de las Cortes por el Partido Socialista, José Francisco Martín, anunció hoy en Valladolid que solicitará todas las facturas del mobiliario y los electrodomésticos del apartamento reservado para el presidente del Parlamento autonómico. «Hoy se ha podido ver que los muebles no son del año 2006 o 2007, cuando se inauguró el edificio, sino de hace unos meses, y hay electrodomésticos como el frigorífico y el congelador que están recién comprados», apuntó tras visitar la vivienda mientras Luis Fuentes enseñaba a los medios de comunicación las dependencias del piso.

Martín se felicitó por la renuncia del presidente del Parlamento autonómico, Luis Fuentes, al apartamento reservado para él en la Cámara después de que su partido, el PSOE, le haya «pillado» y cogido «con el carrito de los helados». No en vano, reconoció que hoy es un «buen día» para la democracia, la transparencia y la regeneración, que es lo que no quería el presidente del Parlamento autonómico. Y es que consideró que esta vivienda es un «privilegio» que no debe tener.

El procurador socialista realizó estas palabras, antes de reunirse con el presidente de las Cortes y después de haber visitado el apartamento en compañía de los medios de comunicación. «Por fin, el PSOE ha conseguido que esta estancia, tan secreta que parecía un almacén de misiles nucleares, donde era imposible entrar sin tener un código secreto que solo debía tener determinada gente, se abra con luz y taquígrafos a la prensa», añadió. En ese sentido, se felicitó porque el «ultimátum» del PSOE a Luis Fuentes ha surtido efecto al mostrar el «pisito».

Además, criticó la actitud de Ciudadanos (Cs) y sus dirigentes a los que tildó de «regeneradores de la nada», porque gracias al PSOE les han «pillado» y cogido «con el carrito de los helados», después de que lo destapara un medio de comunicación. «Nos hemos enterado por la prensa que existía esta estancia y que el presidente regenerador de la nada estaba dispuesto a utilizarlo, cuando ningún otra persona se planteó hacer uso de él y mucho menos para pernoctar, como dijo él y sus asesores», declaró.

Preguntado por la petición de Fuentes de que los miembros de la Mesa de las Cortes, con residencia en Valladolid, devuelvan las dietas –entre 1.800 y 1.600 euros al mes- destinadas al alojamiento y desplazamientos, el procurador socialista negó esa posibilidad. «Ningún procurador, sea de la provincia que sea incluido Valladolid, no tiene que renunciar a estas dietas. Entre otras cosas, porque no son solo para pernoctación sino por otras actividades parlamentarias como viajes», sentenció. Además, recordó que es un asunto «absolutamente cerrado» de la Mesa de las Cortes. «Si él quiere abrir ese debate, allá él, pero demuestra que es la pataleta porque le hemos pillado», aseveró.

Respeto institucional de Igea

El también coordinador de Hacienda del Grupo Parlamentario Socialista instó a Luis Fuentes, como presidente de las Cortes, que pida respeto institucional al vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea. «Qué tiene que decir el vicepresidente de la Junta en relación a las instalaciones de las Cortes. Qué pasa. Es su jefe y se mete en todo», espetó.

No en vano, José Francisco Martín subrayó que el vicepresidente de la Junta no tiene «nada que decir» en relación a lo que ocurre en las Cortes. Algo que, a su juicio, ocurre por que los miembros de Cs se creen que, todavía, son una pandilla de amiguitos y que la política es así».