Suárez Quiñones, sobre las condiciones de Igea: «No me corresponde hablar de ello, son negociaciones entre partidos»

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, participa en la entrega del sello ambiental 'Centro Educativo Sostenible' a 24 colegios de la comunidad. /Ical
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, participa en la entrega del sello ambiental 'Centro Educativo Sostenible' a 24 colegios de la comunidad. / Ical

El actual consejero considera que los responsables del PP lo «gestionarán en la forma que sea correcto»

ÁLVARO GÓMEZValladolid

El consejero en funciones de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se desmarca de las condiciones presentadas por Francisco Igea para que Ciudadanos apoye al PP en la formación del gobierno autónomo. Tras considerar el representante de la formación naranja que sería «imposible» el pacto si sigue el actual consejero como miembro del Gobierno, Suárez-Quiñones considera que «no me corresponde hablar de ello, son negociaciones entre partidos que ellos gestionarán en la forma que sea correcto».

Noticia relacionada

Igea manifestó ayer en una entrevista con Efe que impone esta condición por «sentido común» debido a las grabaciones del caso Enredadera, en las que en una conversación con uno de los empresarios investigados, Suárez-Quiñones pronunciaba la frase «yo soy la Administración» al ofrecer hacerse cargo de una obra suspendida.

El actual consejero insistió en que «no tengo que pronunciarme sobre eso, los partidos sabrán lo que tienen que hacer». «A mi lo que me corresponde como consejero es trabajar, que es lo que estoy haciendo ahora», añade. Preguntado por si había pensado ya en continuar en el cargo, Suárez-Quiñones ha expresado que «estas cosas no son lo que piense uno sino lo que proceda en su momento por quien tiene que tomar las decisiones». Ha insistido en que «son cosas de las que no me voy a pronunciar porque no me corresponde, no me toca y tampoco quiero hacerlo».

Queda la pelota en el tejado de los responsables de las negociaciones del PP, pues en la reunión con Ciudadanos Francisco Igea planteó varias medidas de regeneración democrática, donde deja fuera a Juan Carlos Suárez-Quiñones porque el partido «no ve razonable que nadie que haya hecho eso pueda representar el cambio». El candidato de Ciudadanos añade al alcalde en funciones de León, Antonio Silván, pues es «poco ético» su comportamiento al aparecer en el caso Enredadera en las grabaciones policiales al informar a un empresario del estado de un concurso público.

Otro hombre del PP que rechazan en Ciudadanos y lo condicionan al pacto en Castilla y León es Jesús Julio Carnero, pues «una persona que ha tenido un fiasco de once millones en una pista de esquí» consideran que no puede presidir la Diputación de Valladolid.